jueves, 28 de febrero de 2008

Editorial

Concluyó una laboriosa puesta en escena. El misterio de la retirada de Fidel Castro ya quedó claro y nítido. No habrá retirada. Para el Comandante, el retiro llegará con la muerte. El casting político seleccionado el pasado 24 de febrero, preludia que algo cambió para que todo siga igual.

El pueblo de Cuba tendrá que lidiar con un equipo que muestra como carta de triunfo a un inamovible José Ramón Machado Ventura en las dos primeras vice presidencias de la cúpula ejecutiva del régimen.

Han pedido un año de ‘estudio’ para ver que reformas o cambios pueden ser implementados. Otro para sumar a la larga cuenta de años sin libertad, robados al pueblo de Cuba.

Prolibertad deplora que el gobierno de la familia Castro irrespete como lo hace al pueblo de Cuba. Lamenta además, la pérdida de tiempo y de energías útiles a que nos obliga la dictadura militar totalitaria de la familia Castro. Pero la libertad, inexorablemente afirmará su presencia en Cuba. No importa los plazos o las dilaciones.

Prolibertad da la bienvenida a la revista digital Convivencia, dirigida por el colega Dagoberto Valdés. La revista ve la luz cada dos meses. APLP y Prolibertad…, apuestan por el éxito de Convivencia y de Dagoberto. ¡Buena suerte!

Los espacios de información libre desde Cuba crecen en la medida que la dictadura fracasa en sus empeños por censurar. Bancos de video y canales televisivos clandestinos se dan la mano con internautas y con pueblo en general ansioso de información.

Un dato que merece ser destacado es que más del 80% de las demandas críticas hechas al calor de los pronunciamientos del hoy presidente Raúl Castro, hechos el pasado 26 de julio, se concretaron en demandas de más libertad. No se trató de las justas y tradicionales demandas por una canasta básica de alimentos más balanceada. La gente de Cuba, pidió libertad para viajar, para acceder a Internet, para disponer de telefonía móvil y en fin, para acceder a la libertad económica y los derechos ciudadanos vigentes en el resto del mundo.

Somos optimistas con el futuro. Nuestro pueblo cubano abre los ojos y opta por la libertad. El miedo cede espacio a un renacimiento de la capacidad para exigir. No caben dudas que se avecinan tiempos que definirán el fin de una dinastía militar, nefasta en todos los sentidos para la nación cubana.
El Equipo de Realización

POLITICA La vida sigue…igual, Juan González Febles




El ‘Compañero Fidel’ será consultado en todo lo relacionado con: Defensa Nacional, Política Exterior y Desarrollo Socio-Económico. Así lo determinó la siempre unánime Asamblea Nacional del Poder Popular en su última sesión, tan parecida a todas las sesiones anteriores. Lo hizo a solicitud del presidente electo, Raúl Castro. Desde su alta responsabilidad al frente del gobernante y único Partido Comunista, el ‘Compañero Fidel’ se ocupará del resto de las cosas.

Está claro lo que hará en el futuro el Compañero Fidel. Es lo mismo que ha hecho en las últimas, décadas. Lo que no anda claro es de qué se ocupará el presidente Raúl. Quizás quede como ‘primer aconsejado’ del ‘Compañero Fidel’, siempre segundo como ya es costumbre.

Los presidentes ‘fachada’ no son cosa nueva en la etapa fidelista. El primero fue Manuel Urrutia Lleó. Cuando quiso retomar la dignidad y autoridad de su cargo, fue obligado a marchar al exilio. El relevo fue el Dr. Osvaldo Dorticós Torrado. Este presidente fue apodado por sus compatriotas ‘cuchara’. El apodo vino por eso de que ‘ni pinchó ni cortó’. Fidel Castro no se lo permitió y según relatan los rumores echados a rodar, Ramiro Valdés lo condujo hacia un suicidio, más o menos oscuro.

A Raúl Castro, que reclama para sí la prerrogativa de vestir ocasionalmente las galas de general, le toca ser el próximo presidente ‘fachada’, autorizado legislativamente a ‘consultar’ Fidel Castro.

El pueblo de a pie, que nunca creyó en retiradas ni cosas por ese estilo, tiene su propia versión. La gente comenta que no se quiere ofrecer la imagen de un anciano cargado de achaques. La solución ideal, por el momento es esta: Que esté sin estar. Que quede entre bambalinas como aquel ‘Fantasma de la Opera’. Acechante y siempre amenazante, dirigiendo cada puesta en escena. Con todos los hilos del poder en sus manos. Pero desde las sombras.

El flamante presidente Raúl Castro, echó un cubo de agua fría a las esperanzas de aquellos que las alentaron en sus corazones. Me refiero a pensadores e intelectuales ‘orgánicos’ del régimen. No habrá cambios significativos. Necesitan otro año más para estudiar que cambiaran y como lo harán. Eso, si es que deciden cambiar algo. No olvidar que el ‘Compañero Fidel’ sigue, ahí. Y al ‘Compañero Fidel’, no le agradan mucho los cambios.

No es algo extraordinario que un anciano se oponga a cambios en sus rutinas conocidas. Para cambios, los que hizo en su ya lejana juventud.

El problema de Cuba, es una élite geriátrica que retiene en sus férreas manos los resortes del poder absoluto. Cualquier cambio por pequeño que sea afecta de forma directa o indirecta, tal control.

Resulta fácil deducir que todo el tiempo del interinato del general Raúl, fue el necesario preludio para crear la condición adecuada a las necesidades del antiguo Comandante en Jefe y hoy ‘Compañero Fidel’. El casting que estrenó el pasado 24 de febrero la Asamblea Nacional, responde a las más descocadas fantasías de la línea dura conservadora del régimen. Echó a andar la nueva conspiración contra el pueblo y la nación cubana.

De esta forma y en este estilo, es posible que Fidel Castro gobierne hasta su muerte. Esta podría demorar dos, tres o quizás cinco años más. Morirá ahogado por sus humores y por los achaques inevitables de la vejez. Pero gobernará hasta el último minuto como lo hizo Stalin. No importa mucho que no ande presentable. No necesita estarlo para impartir órdenes y para que estas se cumplan. El pueblo, mientras tanto puede continuar con sus planes para emigrar. Algunos van a elevar la vista al cielo o la deslizarán sobre la inmensidad del mar. Otros, los mejores, cerrarán los puños y harán rechinar los dientes.
Lawton, 25/02/2008
jgonzafeb@yahoo.com
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

Que los malos conocidos no nos hagan el cuento, Luis Cino




Societé Générale, un banco francés que hace negocios con Cuba, acaba de perder 7 000 millones de euros en la Bolsa. La multimillonaria pérdida se produjo en menos de 48 horas, a finales de enero. Me enteré a través de un correo electrónico que me envió, desde el norte de Francia, mi amigo, el escritor Luis Torné Aguililla.

Torné Aguililla supone que la multimillonaria pérdida se debió a que un trader del banco jugó sucio y perdió. “La verdad nunca la sabremos”, advierte, “porque esas son aguas profundas de un capitalismo francés en bancarrota”.

Refiere que 63 millones de franceses “ven el aparato productivo del país irse para la China de los camaradas, Tailandia o Bulgaria”

El capitalismo francés no es el único que hace agua. La crisis inmobiliaria en Estados Unidos aviva los temores de una recesión económica que se sentiría en todo el mundo. Cosas de la globalización.

Para demostrar que los flujos financieros barrieron con las soberanías nacionales, Torné cita el ejemplo de una fábrica de botas en los Pirineos franceses que pertenece a un fondo de pensiones en los Estados Unidos.

Es la internacionalización del capital. Parafraseando al inefable Marx, “capitalistas de todos los países, uníos.”

Bueno, no es para cortarse las venas o preguntarse si, en definitiva, el Comandante y sus adláteres de Caracas y el Foro de Sao Paulo no tendrían finalmente la razón con aquello del desplome inminente del capitalismo.

No hay que exagerar si se habla de derrumbes inminentes. Ahí están la Habana Vieja y el régimen de Fidel Castro. Todos apuntalados, en estática milagrosa, haciendo maromas…Y nada. Ahí están, viendo pasar el tiempo. Como la Puerta de Alcalá.

El propio Carlos Marx explicó que las crisis del capitalismo son cíclicas. La historia ha sido testigo de varias de ellas. El sistema ha dado muestras de su capacidad casi inagotable de recuperación. Todo lo contrario del comunismo, que se descarriló justo cuando decían que el futuro le pertenecía por completo.

De cualquier modo, es para preocuparse. Tanto va el cántaro a la fuente…

Torné Aguililla, en el frío norte de las Galias, representa al Partido Socialdemócrata de Cuba en Francia. No renuncia al buen vino, la cebolla, el ajo y la amistad de un cura rojo. Tampoco a enviar agudos e inteligentes artículos y mensajes electrónicos a sus amigos en Cuba. Como este que tanto agradecí y me ha puesto a pensar.

En él, mi colega y tocayo aconseja orientar la lucha contra la dictadura poniéndola en sintonía con la realidad de la crisis que vive el capitalismo mundial.

A los cubanos ya no debieran asustarnos las crisis, pero nos asustan. Más aún si nublan un futuro que se avizora lejano. Asustadizos y pesimistas que nos hemos vuelto.

Llegan noticias preocupantes del Norte. También de Europa. Por desdicha nacional, hay millones de cubanos dispersos por el mundo para contar que la economía va mal.

Algunos cubanos pueden empezar a pensar que para saltar a un capitalismo en crisis, no vale la pena el cambio. Preferirían entonces seguir, estoicos y pacientes, esperando por las reformas de Raúl Castro.

Hay explicar la verdad a la gente. No permitir que la expliquen Ricardo Alarcón, Pérez Roque, la Mesa Redonda de Cubavisión o las Reflexiones del Comandante.

Se trata de que no sean “los malos conocidos”, los que nos hagan el cuento. Con la nueva manía cubana por la credulidad, capaz que hasta les creamos las explicaciones y los sigamos prefiriendo a ellos y su desastre antes que a “los buenos por conocer”. Hablar claro ahora es el único modo de evitarlo.
Arroyo Naranjo, 2008-02-04
luicino2004@yahoo.com
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

Cambio de sede, José Fornaris




Mi madre que tiene 84 años y no siente ninguna atracción por cuestiones políticas estaba presente, cuando hace unos días, dos o tres de sus hijos especulábamos sobre la posibilidad de que Carlos Lage fuera nombrado como Presidente del Consejo de Estado.

Ella se interesó por el tema y uno de nosotros, para ilustrarla de manera gráfica, le dijo que era un señor un poco calvo que a cada rato salía en la televisión.

Entonces mi madre exclamó: “Ese viejito, chiquito y calvito, va a ser el Presidente.”

Se estaba refiriendo a José Ramón Machado Ventura, y dentro de su incredulidad casi acierta porque Machado Ventura, a quien nadie parece haber tenido en los pronósticos, fue electo primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Y esa no fue la única sorpresa ya que desde este 24 de febrero se tiene la impresión de que el Consejo de Estado dejará su actual sede en lo que fue el Palacio de Justicia, en la llamada Plaza de la Revolución, para ubicarla en el asilo Santovenia, en la barriada del Cerro. Sus principales actores son ancianos.

Pero lo verdaderamente dramático de esa jornada de toma de posesión de la nueva legislatura, la séptima, de la Asamblea Nacional del Poder Popular, es que los parlamentarios, unánimemente, autorizaron al flamante Jefe de Estado, Raúl Castro a que consultara los asuntos de mayor importancia para la nación con su hermano Fidel.

Hacía poquísimas horas que todos los parlamentarios, puestos de pie, habían jurado respetar y hacer respetar la Constitución. Es totalmente evidente que consultar los asuntos más trascendentales del país con una persona que no ostenta ya ningún cargo estatal o gubernamental es una violación de la Carta Magna.

Sin embargo, lo llamativo va aún más allá, porque Raúl Castro, tras su investidura como nuevo Presidente del Consejo de Estado, volvió a asegurar que Fidel era Fidel, que era insustituible, y que el único que podría sustituirlo (como organización en su conjunto) era el Partido Comunista.

Pero eso no es cierto porque a Fidel Castro le continuarán consultando todo lo que se estime que es relevante para Cuba. Y ese es un espectáculo muy triste porque cientos de personas, que conforman el Parlamento y el Comité Central del Partido Comunista, se auto desvaloraron y reconocieron que Castro, viejo y enfermo, es superior mentalmente a todos ellos juntos. Asombroso.

Si todas estas personas de manera pública aceptan su mediocridad extrema, entonces por qué complicar tanto las cosas Por que no dedican un tiempo, hasta que Castro fallezca, a tratar de obtener sabiduría, intuición, prudencia, tino, sensatez, y otras cosas que son necesarias para los cargos públicos y políticos. Mientras tanto que Fidel piense en todo y que Raúl ponga en práctica esas ideas o decisiones.

De esa forma el país ahorraría una buena parte de los muchos recursos que todos esos funcionarios consumen basándose en la presunción de que sus funciones son importantes.

Si lo que estamos viviendo en Cuba, ciertamente, no es una situación de manicomio, que venga Dios y lo vea.

Managua, 28/02/2008
fornarisjo@yahoo.com
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

Mientras Cuba duerme, Comunistas y Demócratas pelean entre si. Usted no debe tener ninguna duda. Aleaga Pesant




En el silencio de los alcoholes, los miembros del gobierno deben haber llegado a la misma conclusión que gritan a viva voz los miembros de la oposición política: Cuba va mal.

La pregunta que se impone es, ¿por qué la elite política comunista no se mueve?

Una razón para la supuesta estabilidad del actual gobierno, independientemente de todos los pronósticos y del terror al que tienen sometida a la nación con juicios sumarios, brigadas de respuesta rápida, y una diáspora que supera el 18 % del total de la población, es el “equilibrio del error”, que existe entre su elite.

Cuba va mal. Su crisis, a diferencia de la consideración de la mayoría de los cubanos, afecta también a las élites gobernantes. La estrategia, “detrás de mi el diluvio”, establecida por el Doctor Castro, lleva cada vez a más personas, a la pérdida de dos elementos valiosos en la vida: las aspiraciones y el tiempo. Ambos elementos complejamente concatenados, cobran sus victimas también entre los cortesanos de la comandancia.

La inmovilidad, de las elites políticas nacionales, en el último periodo del gobierno militar sorprende. Atribuladas como están en sus pujas internas, se perciben como incapaces de conjeturar, cual será el próximo retroceso, de un gobierno que ellos mismos integran: ¿Una nueva ola represiva?; ¿la constante presencia del Pro Cónsul Venezolano?; ¿el cierre de empresas nacionales o extranjeras?; ¿el aumento de la insalubridad monetaria? ¿Otra payasada política por televisión?

Todo indica, que la parálisis que entumece el cuerpo del liderazgo comunista, le impide a sus comisarios aventurarse a razonar y estructurar mas allá de sus miedos, una visión posible y deseable de la nación, sin la presencia de los hermanos Castro. Una proyección estratégica que sobre alianzas, ejes y conflictos, permita establecer el tipo de estabilidad que saque a la nación de la tragedia que constituye la falta de libertades políticas, civiles y económicas, la ineptitud gubernamental y la apatía social.

Las elites comunistas, esas mismas que ahogan sus penas ahora mismo, en un solitario Whisky de malta, paralizadas como están por el temor a ser delatadas por sus mismas compañeras de viaje, o por la incapacidad de intercomunicarse entre ellas, se pudieran estar dividiendo en cinco poderosas y estables fuerzas políticas a las que con el permiso del lector, me gustaría denominar como: los militares-empresarios, los militares-represores, los conservadores, los reformistas y los talibanes.

Fuera de esta división, pero muy pendientes de ella, están los llamados históricos: conformado por los Comandantes de la Revolución (Almeida, García y Valdés) que “ni pinchan, ni cortan”, Pero tienen en sus manos dos legitimidades: la histórica, porque fueron fundadores de la revolución y se mantienen al lado del jefe; la jurídica, que nace del actual ordenamiento constitucional, creado a imagen y semejanzas de las aspiraciones del jefe. O una tercera legitimidad, en el más marxista de los tonos: la económica.[1]

Una muy breve caracterización de los grupos que conforman el círculo del poder, pudiera arrojar la siguiente información.

Los militares pudiera ser el segmento más fuerte de la elite, pero se dividen en dos grupos probablemente antagónicos entre si: los empresarios y los represores.

LOS MILITARES REPRESORES.
Se caracterizan por que creen o dicen creer en la Revolución y en su Comandante en Jefe. Desprecian a los corruptos militares empresarios, que llevan la “Dolce Vita”
[2], mientras ellos, en las prisiones, en las estaciones de policía, o en las instalaciones de la policía política, hacen el “trabajo sucio”, por un discreto salario y miserables condiciones de vida. En esto último se les unen los militares profesionales del ejército de aire, tierra y mar.[3]

Los militares represores, se subordinan a Colomé Ibarra: General de Cuerpo de Ejercito. Miembro del Buró Político, del Comité Central, del Partido Comunista de Cuba. Vicepresidente del Consejo de Estado. Ministro del Interior (desde la destitución de Abrantes en 1989). Jefe de la Misión Militar en Angola (1975) Jefe de Operaciones del G-2 de 1959 a 1961
[4].

El “Furry”, como lo conocen sus allegados, ha sido a lo largo de los últimos 50 años, uno de los principales Gladiadores del gobierno cubano. Cuenta con una amplia experiencia militar y represiva. Por todo ello se le considera un “duro”. Los “históricos” (Almeida, García y Valdez) pueden ver en él, un aliado natural.

Entre los principales exponentes de los militares represores están: los Generales de Cuerpo de Ejercito Álvaro López Miera, y Leopoldo Cintra Frías, ambos del Ejército. Los Generales de División Carlos Fernández Gondín, de Brigada Humberto Francis Pardo Aka y Eduardo Delgado Rodríguez y el Coronel Rafael Guzmán (jefe de prisiones), estos últimos del Ministerio del Interior.

El General Colomé, tiene muy pocas razones para promover la democracia, por que el y los suyos serian probablemente llevados a juicio
[5], a no ser que desplegaran una poderosa capacidad para negociar.

Al ser los militares represores, la garantía de seguridad para el Estado, y de la estabilidad de la transición, todos tratan de acercárseles; pero, ellos a la vez, se ven amenazados por todos y especial por los reformistas. Además, prescinden de los talibanes, por su discurso vacío e inmaduro y por sus desmedidas ambiciones de poder.

LOS MILITARES EMPRESARIOS.
Esta otra parte de los guerreros, los empresarios. Esta compuesto por soldados que trabajan en distintos niveles de la economía, sin haber sido retirados del servicio activo, en la mayoría de los casos. De hecho mantienen las mismas concepciones jerárquicas en cuanto a sus grados militares, aunque visten de civil. Se aglutinan alrededor de la Sección V del MINFAR y del grupo GAESA. Dirigen empresas de diferentes niveles, desde fincas agropecuarias hasta holdings como CIMEX. Los lazos de unión entre ellos, están dados fundamentalmente por los lazos de armas, fraguados en las misiones militares en África y América Latina.

Ganaron preponderancia con la propuesta del “Grupo Perfeccionamiento Empresarial”, subordinado desde el principio a Julio Casas, que le daba desde 1988, algo mas de autonomía a un grupo de empresas militares y paramilitares y tuvieron su mayor esplendor, luego de las reformas de 1994, con el desarrollo de las zonas francas del Wajay y el Mariel

Este grupo de empresarios se subordinan al General de Cuerpo de Ejercito Julio Casas, quien es miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Además de Vice primer Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Jefe del Grupo de Administración Empresarial, SA. (GAESA) y Jefe de la VI Sección del MINFAR.
[6]

Casas, pudiera considerarse representante de un ala tecnocrática de los militares, vinculada a los negocios, empresas comerciales extranjeras, viajes al exterior y un nivel de vida muy por encima del 99 % de la población. Teniendo relación directa profesional y personal con las monedas extranjeras, especialistas consideran que entre estos hombres, están algunas de las mayores fortunas del país.

Este grupo está abierto a las reformas económicas (China, Vietnam), no a las políticas. Entre los nombres mas importantes se puede citar a Oscar Basulto Torres (Presidente de Habanos SA). Eduardo Bencomo Zurdo (Presidente de CIMEX) y el Mayor Luis Alberto Rodríguez López- Callejas (Vicepresidente de GAESA). Por nombrar solo a tres, de los más de treinta personas que se pueden considerar importantes y donde se encuentran varios Ministros.

Como este grupo se sostiene sobre un sólido poder económico, puede establecer alianzas con todas las tendencias del poder, menos los conservadores que juegan a ser ascetas. Sus aliados naturales pudieran ser los reformistas. No aprecian a los militares represores, por que consideran tienen las “manos manchadas de sangre”, y no están a su nivel; pero recuerdan, que son ellos los que pueden mantener la estabilidad para el desarrollo de sus negocios y evocan en las reuniones del partido comunista donde coinciden, los gloriosos años de lucha.

LOS TALIBANES O GUEVARISTAS.
El segmento al que propondría llamar los Talibanes, están encabezados por Felipe Pérez. Quien es miembro del Consejo de Estado, Ministro de Relaciones Exteriores y fue Jefe del Grupo de Apoyo a Fidel Castro
[7]. Con visibles ambiciones de poder, Felipe Pérez, es considerado como el líder de la facción más intolerante del gobierno, “los Talibanes”. Entre los exponentes de esta caterva están Carlos Valenciaga (jefe del grupo de apoyo de FCR) Otto Rivero Torres (Vicepresidente del Consejo de Estado para la Batalla de Ideas) y Hassán Pérez (2do Sec. de la UJC).

La incapacidad para realizar una ingeniería exterior inteligente, depreció la capacidad política que pudo tener Felipe Pérez cuando asumió la cancillería. Por su cercanía a Fidel Castro, su grupo de poder, tratará de ser el heredero directo del gobierno militar. Sus cartas de triunfo son la ambición y el desprecio yuppy
[8] por todos los demás incluido entre ello la ideología comunista, en la que ven un escalón para alcanzar sus ambiciones[9]. Su autosuficiencia insuficiente, los enfrenta directamente a los militares represores y empresarios. Debido a que ambicionan conservar el status quo que mantienen los primeros y obtener el nivel de vida que detentan los segundos.

No es difícil prever que llegado el momento, los talibanes abracen la “fe de los conversos”, se alejen de su retórica guevarista; de los conservadores; de los militares represores y se acerquen a los reformistas y a los militares empresarios, con tal de lograr sus aspiraciones.

Entre las cabezas visibles de los reformistas está la de Carlos Lage
[10], quien es Medico Pedíatra, además de Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Vicepresidente del Consejo de Estado, Secretario Ejecutivo del Consejo de Ministros (1994) y fue en su momento 1er Secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas y Presidente de la Federación Estudiantil Universitaria. Se le considera como el “padre” de las reformas económicas de 1993.

Entre los reformistas del gobierno los observadores nombran a: Abel Prieto Jiménez (Ministro de Cultura), Eusebio Leal (Historiador de la Ciudad de la Habana), Jorge Luis Rodríguez (Ministro de Economía). Se les califica como intelectualmente capaces y con discurso personal, en medio del “coro de casandras”.

Los reformistas tienen reconocimiento intelectual internacionalmente, pero perdieron mucho prestigio en ese escenario, defendiendo las posiciones del gobierno militar, basadas en juicios sumarios y fusilamientos arbitrarios. De hecho lo que se podría llamar como la cancillería cultural ha corroído el poder de comunicación de los reformistas con el exterior

Producto de su pragmatismo, inteligencia e independencia los reformistas no gozan de la confianza de los militares-represores; pero si de los militares empresarios que los ven como sus iguales. Por lo que se encuentran más cercanos a los segundos, que a los primeros. Son rechazados por los conservadores, y los talibanes no encontraran reparos en entenderse con ellos llegado el momento.

Los que me atrevo llamar como conservadores, están liderados por los médicos Miembros del BP del CC del PCC y del Consejo de Estado: Machado Ventura
[11] y Balaguer Cabrera[12]. En sus filas se encuentran Estaban Lazo Hernández, Juan Carlos Robinsón, Raúl Valdez Vivó y Wilfredo López Rodríguez, todos ellos caracterizados por una retórica totalitaria, filo fascista, intolerante e inaudible. Se oponen al libre mercado o a cualquier otro símbolo de libertad ciudadana.

Los conservadores tienen posibilidades de subordinar a otros grupos de las elites por el poder establecido a la sombra del poder, pero no por las posibilidades de giro, tolerancia o adaptación a las nuevas condiciones. Son “cardenales ideológicos”, desconectados de la realidad, pero con poderes absolutos. Sus aliados naturales en este momento son los militares-represores y aunque parezca lo contrario, los talibanes no tienen nada que ver con ellos. Debido al discurso austero, rígido y puritano de los conservadores.

La actual línea de contra reformas, liderada por el grupo conservador, y soportada por los beneficios de las ayudas económicas de la Union Europea, la Republica Bolivariana de Venezuela y la Republica Popular China (el orden se corresponde con el monto de las ayudas financieras) llevó al país a una situación anterior a la de 1994; pero con la diferencia de que diez años después, tantos lo militares-empresarios, como los reformistas, como la sociedad en su tamaño, saben apreciar las bondades del libre mercado. El crecimiento de las economías personales y familiares, a partir de la creación de pequeñas y muy pequeñas empresas en el periodo de auge de la reforma fueron la prueba.

Debido a la imposibilidad de manifestación publica de las ideas, dentro de la isla, la nueva fase de la crisis comenzada a partir del año 2001, provoca que se vuelvan acumular las presiones sociales a nivel comunitario y de base. A nivel superestructural esto se manifiesta en el afianzamiento de los grandes bloques ya identificados, que a partir de las mismas intolerancias y suspicacias aprendidas en los últimos cincuenta años, se encargan de impedir el establecimiento de alianzas estratégicas entre las partes, con tal de dar un atisbo de solución al atasco.

La “real politik”, desde su esbozo por Maquiavelo en “El Príncipe”, plantea el reconocimiento de las posibles amenazas, como preponderante en cualquier ingeniería política. El establecimiento de la Unión Soviética y dentro de ella, el gobierno del Partido Comunista profundizó esta tesis, y agrego el concepto de “fortaleza sitiada”.

Reafirmado desde aquí, que cualquier esbozo estratégico dentro de los sistemas totalitarios, pasa por la comprensión ante todo de un diseño de amenazas, tanto externo como interno. A lo anterior se suma que el comportamiento mental del caudillo, se basa en la arquitectura de amenazas y no en el de oportunidades, lo que evidentemente influye en el comportamiento de sus subordinados.

Se le opone a esta forma de construcción política, la arquitectura creada por la Paz de Viena 1815, alcanzada entre Austria, Francia, Inglaterra. Basada en un planteo de aprovechamiento de las oportunidades, para lograr objetivos concretos. Este rediseño político constante, que toma como punto de partida, las congruencias entre los diferentes actores, es lo que permite el aumento progresivo de los sistemas democráticos a nivel mundial.

Quizás cambiando la lógica interna sobre la que se sostienen estos grupos y la búsqueda de diferentes formulas de negociación entre ellos, les permitiría quitarse de encima el pesado fardo que significa el populismo castrista.

La crisis que lleva en si mismo, el actual sistema cubano, así como el temor de los grupos a ser purgados a cada instante, impide que cualquiera de ellos establezcan diseños de construcción futura.

Toda vez que todas las acciones y previsiones pudieran precipitarse con la muerte anticipada del sucesor. Lo que anularía el diseño de sucesión sobre el que se sostiene el actual equilibrio de errores y pudiera proyectar hacia su centro fuerzas centrípetas de tal fortaleza que destruirían el propio sistema. Pero esto será el tema para otro trabajo.
La Habana, 25/02/2008
aleagapesant@yahoo.es
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

FUENTES

- Página web de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba.
- Página web del Proyecto de Transición Cubano, de la Universidad de Miami.










[1] La empresa “Flora y Fauna” es dirigida por Guillermo García Frías, mientras, el holding de informatización y tecnología de punta, “Copextel” está presidida por Ramiro Valdés Menéndez.
[2] El término Dolce Vita , proviene de la proverbial película de Federico Fellini. En Cuba es símbolo de los funcionarios corruptos desde aquella época. Es la antitesis de la moral comunista o guevarista.
[3] Aunque nunca se aceptó la tesis de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias, participarían en la represión interna. Los sucesos del 5 de Agosto de 1994, demostraron lo contrario, cuando las tropas especiales de las FAR, se apostaron en puntos clave de la Ciudad de la Habana con armas y munición de guerra.
[4] Abelardo Colomé Ibarra (Furry) (n. 39-09-13). General de Cuerpo de Ejercito. Miembro del Buró Político, del Comité Central, del Partido Comunista de Cuba. Vicepresidente del Consejo de Estado. Ministro del Interior. Jefe de la Misión Militar en Angola (1975) Jefe de Operaciones del G-2 de 1959 a 1961. Uno de los principales Gladiadores del gobierno cubano. Ingresó en el movimiento 26 de Julio en 1955; tomó parte en el Alzamiento de Santiago de Cuba en 1956 y en marzo de 1957 se incorporó al Ejército Rebelde. En 1970 fue designado Jefe de la Dirección de Contrainteligencia Militar; 1975 Jefe de la Misión Militar de Cuba en Angola y a su regreso Viceministro de las FAR. En 1989 Ministro del Interior. Ha sido delegado a los cinco Congresos del Partido. Posee el título de Héroe de la República de Cuba y la Orden "Máximo Gómez" de 1ro. y 2do. grados. Diputado desde 1976.
[5] Aun y con la creación en Cuba durante la transición a la democracia de mecanismos tan benignos para con los represores como la Comisión Verdad y Reconciliación de Suráfrica o la Comisión Retting en América Latina, es muy probable que estos ciudadanos deberán ir a juicio por sus actuaciones.
[6] Julio Casas Regueiro: General de Cuerpo de Ejercito. Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Viceministro Primero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Miembro del CE. Jefe del Grupo de Administración Empresarial, SA. (GAESA). Jefe de la VI Sección del MINFAR.
En 1958 se incorporó a la columna del Comandante Raúl Castro para abrir el Segundo Frente Oriental "Frank País". Cumplió misión militar en Etiopía. Al regresar fue designado jefe del Ejército Oriental, hasta 1981 en que fue nombrado sustituto del Ministro de las FAR, Jefe de las tropas de la DAAFAR. En 1988 pasó a ocupar el cargo de Sustituto del Ministro de las FAR para la Actividad Económica. En enero de 1990 fue promovido a Primer Sustituto del Ministro de las FAR.. Ha sido delegado al III, IV y V Congresos del PCC. Ostenta el Título de Héroe de la República de Cuba.

[7] Felipe Ramon Pérez Roque. (N. 650328) Ing. Presidente de la FEEM (1982) Presidente de la FEU (1988-90). Jefe del Grupo de Apoyo de Fidel Castro (1990-99).Miembro del Consejo de Estado y del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Ministro de Relaciones Exteriores (>1999). Diputado desde 1986 y Miembro del Consejo de Estado desde 1993. Integró también el Buró Nacional de la UJC. Es miembro del Comité Central desde 1991, fecha en que pasó al Grupo de Coordinación y Apoyo del Comandante en Jefe. En mayo de 1999 fue designado Ministro de Relaciones Exteriores.
[8] yuppies ( de Young Urban Professional) Joven Urbano Profesional. Jóvenes profesionales caracterizados por inteligentes ambiciosos y despiadados. Charles Sheen, interpreta a uno de ellos en el clásico de Oliver Stone “Wall Stree”.
[9] Circulo la versión a principios del año 2005 en la Ciudad de la Habana que Otto Rivero y más de 40 miembros del Buró Nacional de la Union de Jóvenes comunistas o sus pantallas (como La Batalla de Ideas, Trabajadores Sociales), habían ido a juicio por corrupción y desvíos de recursos. Ningún medio de prensa oficial ni desmintió ni hablo nunca del caso.
[10]Carlos Lage Dávila (n. 51-10-15) Medico. Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Vicepresidente del Consejo de Estado. Secretario Ejecutivo del Consejo de Ministros (1994). 1er Sec. UJC (1982-86). Presidente de la FEU (1976-79). Miembro del Buró Nacional de la UJC, 1982 Primer Secretario. Cumplió misión internacionalista en Etiopía y dirigió el Contingente Médico Cubano. En 1986 fue designado como miembro del Equipo de Coordinación y Apoyo del Comandante en Jefe. Es Diputado a la Asamblea Nacional desde 1976, miembro del Consejo de Estado a partir de 1986 y en 1993 fue electo Vicepresidente de ese órgano.

[11] José Ramon Machado Ventura: Medico. Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Miembro del Consejo de Estado. Considerado el mas conservador entre la ortodoxia castrista. Fundador del partido comunista (1965). Inició sus actividades revolucionarias desde el 10 de marzo de 1952, cuando era estudiante de Medicina de la Universidad de La Habana. Se incorporó a la lucha guerrillera en la Sierra Maestra. Integró la columna No. 4 bajo las órdenes del Comandante Guevara y la No. 1 de Fidel Castro. También de la de Raúl Castro, organizó el Segundo Frente Oriental. Ministro de Salud Pública, durante más de 7 años. Al constituirse el Comité Central del PCC en 1965, formó parte del mismo. En el 1er Congreso del Partido celebrado en diciembre de 1975, fue ratificado en el Comité Central y elegido Miembro del Buró Político, cargo ratificado en los Congresos siguientes. Diputado desde 1976. Miembro del Consejo de Estado.

[12] José Ramón Balaguer Cabrera: (N. 320606) Medico. Diputado. Ministro de Salud Publica. Miembro del Consejo de Estado y del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Considerado como uno de los líderes ultra conservadores. Fue Secretario del partido comunista en varias provincias del oriente del país. Fundador del PCC (1965). En 1958 se incorporó al Segundo Frente Oriental. Fue Primer Secretario del Comité Provincial del Partido en Santiago de Cuba y delegado del Buró Político en Granma. En 1985 fue promovido a miembro del Secretariado del Comité Central. Fue Embajador de Cuba en la URSS. Es miembro del Comité Central del Partido desde 1975 y Diputado desde 1976.

SOCIEDAD Mamá, al fin descansarás en paz, Yoel Espinosa Medrano, Cubanacán Press



Muchos moradores del poblado Esperanza, en el municipio villaclareño de Ranchuelo valoran como una falta de respeto injustificable lo ocurrido con el cadáver de Ifigenia Herrera Dueñas, vecina de la barriada “La Loma”, en ese territorio.

Esta señora de 65 años y piel negra sufrió, por siete meses, un cáncer de ovario hasta que se le presentó una metástasis en los pulmones que la mandó para el otro mundo, el pasado dos de agosto.
Con la puesta del sol Ismary y Arahí, hijas de la fallecida, estremecieron la vecindad con gritos de dolor, por la pérdida de su progenitora. El llanto desconsolado también provocó la aglomeración de familiares y vecinos, en la humilde morada.

Comenzaron los preparativos del funeral. El cadáver sólo se pudo trasladar hasta la funeraria del poblado porque la empresa estatal de Servicios Comunales no tenía gasolina para transportarlo hasta a la capital provincial, donde lo prepararían para ser velado, por 24 horas, como de costumbre en Cuba.

No hubo más remedio que inyectarle al cuerpo, el insuficiente formol que quedaba en la funeraria, taponarle la nariz y oídos con algodón y ponerla en la caja. El chofer del auto fúnebre, quien le realizó el trabajo al cadáver expresó: “Yo hice todo lo que pude, pero no la podrán velar por mucho tiempo”.

Sólo se compraron cuatro coronas de flores, a productores particulares, porque Servicios Comunales, también encargada de comercializar este producto, no tenía producción en los jardines.
La administradora del recinto comunicó a los familiares que les podían ofrecer servicios gastronómicos. Les vendería café pero tenían que traer el azúcar porque ellos no poseían. También dijo que si le traían un poco de grasa les haría una merienda con el único producto que contaba, 30 huevos de gallina.

La familia no aceptó las propuestas de la funcionaria estatal.

Inesperadamente comenzó a lloviznar, hubo que mover la caja porque muchas persianas carecían de tablillas. Los presentes se juntaron en el lateral derecho del local, único lugar donde no caían goteras.
Una trabajadora de la funeraria comenzó a sacar el agua acumulada, con una escoba, único implemento de limpieza que contaba la unidad, cuando se fue la corriente. Una vez más la administradora pidió la colaboración de los presentes por carecer de velas.

La electricidad llegó con los rayos del sol. Alguien sugirió comprarle la libra de café, a la funcionaria, para elaborarlo en una casa, pero esta no se encontraba y era la única que tenía llaves de acceso al almacén de la cafetería.

Al recinto arribó un jeep Waz, soviético, del mismo descendieron dos guardias y un preso, era el hijo varón de la fallecida. Este se paró frente a la caja y expresó: “Madre no pasó un solo día sin que le pidiera a los guardias que me trajeran a verte en vida, esto yo nunca se los perdonaré”

Cerca de las 11 da la mañana un mal olor comenzó a apoderarse del recinto. Los policías carcelarios se llevaron al recluso. Entonces las hijas decidieron enterrar el cadáver. En el cementerio con la caja bajo tierra Arahí, la menor de las descendientes dijo: “Mamá, al fin descansarás en paz”.
Villa Clara, 27/02/2008
Http://prolibertadprensa.blogspot.com/

La emergencia de los emergentes, Guillermo Fariñas Hernández, Cubanacán .





PressSe desmoronó uno de los dos pilares de la Revolución Cubana: La educación. Por que sin lugar a dudas, su calidad ha disminuido a ojos vista. Este inconquistable bastión de resistencia, ante los detractores de la obra encabezada por el Dr. Fidel Castro; sin mucho ruido se vino abajo.

El punto de vista de respetados analistas cubanos; es que esto se debe, fundamentalmente a un par de aspectos. El primero es la falta de calidad y maestría de los educadores en estos tiempos. El segundo de estos tópicos, es la desmotivación de los que imparten clases en las aulas.

Pero todos los críticos del actual Sistema de Educación Nacional, coinciden en que ambos puntos; están directamente relacionados entre si. El principal obstáculo para el ejercicio de una buena enseñaza en esta isla; es el apuro que las autoridades imponen a los profesores.

El hecho de impartir clases; se ha politizado mucho más de lo que estaba. En estos tiempos que corren, el déficit de maestros en cualquier nivel de enseñaza; es resuelto con graduaciones masivas de educadores. Son los nombrados como “maestros emergentes” de la Batalla de Ideas.

La nomenclatura cubana sustentadora del poder; no desea resolver las grandes dificultades e injusticias sociales que sufren los educadores. Ha logrado un éxodo masivo, de los especialistas en el ejercicio de la pedagogía. Se niegan a aumentar los sueldos, construir viviendas y dar estímulos en divisas convertibles a los maestros.

Para solucionar la situación de deserción en el sector educacional insertaron en el mismo a grandes cantidades de jóvenes graduados en solo 6 meses. Con una corta edad, reciben salarios de hasta 600 pesos cubanos. Esto para un joven es gran cosa, hasta que crea su propia familia; entonces, ya no les alcanzará.

El ejercicio del magisterio necesita de vocación. Esta es, según experimentados conocedores del tema, una mezcla de buena motivación profesional, necesidad de reconocimiento social y satisfacción de los intereses materiales. Podría añadirse que la auténtica vocación, solo se logra a largo plazo.

Los maestros emergentes son la punta de lanza de recurrentes directivas descabelladas, en un sector sensible en cualquier sociedad. Tiene una importancia esencial en la creación de una cantera de recursos humanos para el desarrollo de profesionales e intelectuales. Fundamentalmente a largo plazo.

Una de estas medidas es la obligatoriedad “de facto”; para que los profesores se declaren “Educadores Integrales”. Esto conlleva la aceptación para impartir todas las asignaturas y la renuncia a lo que se ejecuta en el mundo entero; la especialización por asignaturas. Otra forma de paliar la falta de educadores en la nación.

Aquellos que se nieguen a hacerse integrales, se les consideran disidentes al sistema político. Puesto que el propio gobernante, hoy enfermo y convaleciente, ha sido y es, el principal promotor de estos cambios, siempre para mal en el sector de la enseñanza. No olvidar que hacer la más mínima critica en Cuba, acarrea graves consecuencias.

Otra de las cuestiones nefastas en la rama educacional del archipiélago, lo constituye el promocionismo a toda costa y a todo costo. Ya que si Fidel e incluso el venezolano Hugo Chávez Frías, declaran a la prensa que graduaran 20 000 médicos en el año 2015, esto se convierte en un desafío de urgencia política para todos.

De mala forma a los profesores se les exige, que los estudiantes tienen que ser aprobados. Estos proyectos sociales precisan que se gradúen o sería un descrédito para los líderes promotores del socialismo en el hemisferio occidental. Aunque esto no puede dejar de ocurrir bajo ningún concepto.

Los exigentes profesores que se nieguen a aprobarlos, podrán enfrentar acusaciones de sabotaje, de poca madurez ideológica o de aliados del imperialismo yanqui y las oligarquías nacionales. Recibir estas acusaciones en un sistema social como el cubano, es un acto de suicidio. La mayoría opta por promover a sus alumnos.

Atrás quedó el idealismo rampante de la década de los años 60 del pasado siglo XX, en que los maestros y profesores cubanos vivían orgullosos, de servir a la “Revolución Fidelista”. Ahora, la totalidad de ellos tienen la impronta de tener o no tener dólares. Por eso, la educación cubana está signada por la emergencia de los emergentes.
Villa Clara, 27/02/2008
cocofari62@yahoo.com
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

Gavilán, el mejor entre las cuerdas, Juan González Febles




Fue sin lugar a dudas, uno de los locos más simpáticos y pintorescos de La Habana. La andaba con el empeño y el compromiso propios de los locos de nuestra ciudad. Le llamaban “Gavilán” y de él se decía que fue un boxeador de éxito. El caso fue que ora por golpes recibidos en el ring o quizás por predisposición natural perdió la razón.

Era un loco pacífico, negro y hacendoso. Cargaba con bultos y en ocasiones boxeaba con su sombra. Como lo hacía con estilo, mucha gente aseguraba que sabía boxear. Comía precariamente porque Dios existe y el habanero, a pesar de todo, no olvidó el color del amor y la generosidad.

Gavilán sólo perdía su mansedumbre por una cosa: no podía mencionarse al inmortal Kid Gavilán en su presencia. Cuando alguien lo hacía, sufría una transformación similar a la del Dr. Jekill y Mr. Hide. Montaba en cólera y quien hubiera cometido la indiscreción, tenía que correr.

Nadie nunca dispuso de una explicación para esta conducta.

Algunos decían que se trataba de un asunto oscuro de adulterio. Otros que, resultó afectado en un combate con aquel grande del cuadrilátero. El caso es que la mención de ese nombre, que luego se convirtió en su apodo, desataba la tormenta.

Cuando esto sucedía, peroraba durante horas afirmando que Kid Gavilán –el auténtico- no sabía boxear. Que siempre tuvo miedo de enfrentarse con él, único merecedor de fama, gloria y reconocimiento.

Como sucedía con todos los locos ilustres de la ciudad, Gavilán tenía autorizado el uso del transporte público exento de pago. Viajaba de un punto a otro de la ciudad. Pocos fueron los lugares en que no era figura familiar.

Gavilán no tuvo problemas en su existencia andariega, hasta un día. De repente comenzó a insultar al jefe de estado y a su hermano y segundo de a bordo.

Todo comenzaba cuando cualquier bromista gritaba: -¡Gavilán, comunista! Entonces, el pobre loco comenzaba a insultar toda la genealogía del jefe de estado. También hacía alusiones que negaban o ponían en duda la condición de varón heterosexual del general Raúl Castro.

Algunos provocaban al loco en presencia de policías. Quizás les producía placer verlo insultar al jefe de estado. Gavilán se disparaba o lo disparaban en agromercados, paradas de ómnibus o cualquier otro espacio donde hubiera abundante afluencia de público…o de policías.

Hablaba a gritos e insultaba al régimen y a su primera figura. Se ensañaba especialmente con el segundo en jefe.

No podía durar y no duró. Un día indeterminado, a principios de los 90, desapareció. Se rumoró por algún tiempo, que quizás estaría entre los que se llevaron la lanchita de Regla cuando el Maleconazo. O que aprovechó la confusión del último éxodo en el 94 y se fue.

La verdad es que Gavilán fue conducido al Hospital Siquiátrico de La Habana en Mazorra. Allí le asearon, le alimentaron, le cuidaron y se murió. Como pasó con el célebre y mítico Caballero de París, el amor y el cuidado de la sociedad, le abrumaron. No pudo resistirlos.

Los espíritus libres, necesitan oxígeno y libertad. Son orquídeas que se prenden al corazón popular. Sobreviven con el aire de la ciudad a la que aportan aroma y color. Los locos de La Habana, los tradicionales como fueron, Gavilán, la Marquesa, La China, y el Caballero de París, pertenecen al imaginario de una Habana que creó su leyenda inmortal con amor y libertad, con todos y para todos, para bien o para mal. En fin, La Habana siempre, única e irrepetible, nuestra ciudad.
Lawton, 2006-02-04
jgonzafeb@yahoo.com
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

Comunicados y Notas Corticos desde Cuba

Los campesinos que abastecen a La Habana no cumplieron con su compromiso de entrega de boniato a los Centros de Acopio del Estado. El estado, que nunca pierde, prohíbe que se entregue y por tanto que se venda boniato en los puestos particulares de venta de productos agrícolas. Mientras se resuelve o no la crisis del boniato y como suele suceder en Cuba, el pueblo siempre es quien sale perjudicado…

La misa oficiada por el Secretario de Estado de Su Santidad, Cardenal Tarcisio Bertone el 21 de febrero de 2008, fue trasmitida por televisión a través del Canal Educativo 2 de la televisión oficial cubana. La misa tuvo lugar al aire libre, en la Plaza de la Catedral. Los accesos fueron estrechamente vigilados por personal de la policía de Seguridad del Estado. Hubo escasa participación y presencia de pueblo, en una ceremonia concebida como acto oficial de entendimiento entre dos gobiernos…

Para esos que andan confundidos por el mundo: El gobierno cubano no liberó ningún prisionero político a partir de las gestiones del Reino de España. El gobierno de Raúl Castro, se limitó a cambiar la sanción de cárcel por otra de destierro a un reducido grupo de prisioneros políticos. El destierro es una de las penas más crueles, de entre las que se aplican en Cuba, a partir de 1959 a los adversarios políticos de la dictadura…

Como se esperaba, Fidel Castro renunció a ser nominado y reelecto presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Mantiene en sus manos la jefatura del Partido Comunista y será consultado por el gobierno en lo que respecta Defensa Nacional, Política Exterior y Desarrollo Socio-Económico. Esto demuestra como se retiene el poder absoluto y además la absoluta falta de respeto que siente el ‘Compañero Fidel’ por las estructuras civiles de gobierno…

El grupo de poder cubano asentado en Miami y que controla y distribuye la ayuda que otorgan el pueblo y el gobierno de los Estados Unidos a la democratización de la Isla, continúa con política de oídos sordos a las demandas provenientes de Cuba. No importa, no olvidar que ‘por alto que vuele el aura, siempre el pitirre la pica’…

LA IMAGEN Iglesia de San Juan Bosco





Desde la calle se escuchaba la música y las risas de los niños. Era tiempo de vacaciones.
La Iglesia con su previsión organizó actividades para ocupar de forma sana y útil el descanso de sus pequeños feligreses. Durante el tiempo de clases en esta iglesia se imparten cursos de computación, inglés y otros.

Mirando el barrio





Esta es una casa cualquiera. No hay que buscar mucho para encontrar más como esta. Pertenece a una familia grande y para ampliarla hicieron una placa intermedia. Una “barbacoa de cemento”. Van construyendo poquito a poco según se lo permiten sus recursos. Esta construcción puede ser la obra de muchos años. Igual le ocurre al dueño de este automóvil que pertenece a un cubano habilidoso. Algún día lo veremos como nuevo boteando por las calles de nuestra Habana.

Club Río y Puente de hierro




Club Río, llamado anteriormente Johnny’s Dream, fue durante la década de los 70 un templo para el jazz y la música rock. Allí tocaron grupos de rock como Almas Vertiginosas, Gnomos y otros. También los mejores jazzistas los ‘lunes de jazz’.
Construido en las primeras décadas del siglo XX el Puente de Pote continúa prestando su servicio a la ciudad.

jueves, 21 de febrero de 2008

Editorial


Los principales actores políticos, comunicadores alternativos y otras personalidades del espacio interior cubano fueron sacados de forma intempestiva de su sueño la madrugada del día 19 de febrero. Se trataba de periodistas acreditados y otros comunicadores, que trataron de conocer de primera mano las reacciones en Cuba ante el anuncio hecho por el Comandante Fidel Castro, de que renunciaba a ser reelecto para otro periodo como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.

APLP debe mostrarse muy reservada ante un hecho para el que no dispone de elementos que contribuyan a hacer una evaluación exacta. Cuando de Fidel Castro se trata, se impone la cautela. No basta una ‘Reflexión’ en la prensa oficial para que se confíe a priori en alguien que siempre proclamó su ‘derecho’ a “jugar con la burguesía nacional e internacional”. Tampoco resulta confiable alguien que se auto define como “conspirador nato”.

Cuando se produzca la Declaración Oficial del Parlamento cubano confirmando la salida de Fidel Castro del espacio político, será el momento para las declaraciones y los pronunciamientos. Ahora sólo queda esperar. De todos modos, quizás Castro se adelantó a una derrota anunciada en el seno del hasta hoy unánime y obediente Parlamento cubano. No olvidar que no está muy bien parado en las secretísimas encuestas de este órgano legislativo y en otros documentos emitidos, ya no tan secretos.

Ahora vamos a referirnos a un espacio muy querido por cada periodista independiente de Cuba. Por supuesto que se trata de CubaNet. Al menos nominalmente, CubaNet se encuentra bajo la dirección del Dr. José Alberto Hernández. Este señor, es cubano y además médico. No nos consta por acá que tenga afinidades con la práctica del periodismo. De hecho, sabemos que dedica tanto tiempo a la medicina, que no le queda, (nunca le ha quedado) tiempo para dialogar con los periodistas de CubaNet.

APLP señala al señor Dr. Hernández como el mayor responsable de todas las irregularidades que afectan el trabajo de los periodistas independientes de CubaNet en Cuba. Lo consideramos responsable directo de los despidos y abusos de autoridad sufridos por periodistas independientes en Cuba.

Señalamos al Dr. Hernández responsable directo de los salarios insuficientes pagados de forma regular por CubaNet. De la falta de reconocimiento y de respeto por este oficio que preside en la actualidad la gestión de CubaNet. Lo hacemos responsable de la falta absoluta de respaldo sufrida por los periodistas separados y excluidos del Salón de Internet de la Sección de Intereses de Norteamérica (SINA) en La Habana.

El Dr. Hernández es además responsable por la práctica de la censura, realizada desde la página CubaNet en detrimento de nuestros valientes colegas. De interdicciones arbitrarias dictadas contra periodistas independientes, como sucede hoy en el caso de los colegas Jaime Leygonier, Richard Roselló y Aimé Cabrera.

El Dr. Hernández y su extraña pasividad en unos casos, combinada con una franca hostilidad en otros, es responsable de las carencias materiales en equipamiento que se sufren en la actualidad. También, que no haya más salones habilitados para el acceso a Internet para los periodistas independientes y el resto de los actores sociales y políticos del Cambio en Cuba.

Por todo esto, APLP vería como la solución natural de todos estos desagradables eventos, la renuncia inmediata e incondicional del Dr. Hernández, a su alta responsabilidad al frente de CubaNet. Ha llegado el momento para poner fin a tan nociva relación con el Movimiento de periodistas independientes dentro de Cuba. APLP además, considera muy adecuada la presencia de un representante acreditado desde Cuba en CubaNet. Este representante velaría por los intereses de los periodistas independientes que tributan con su trabajo a esta página.

Pasamos a otro tópico de interés. Hemos sabido del cierre del Salón de Internet o cíber café, que funcionó en la embajada de la República de Eslovaquia en La Habana. El ‘benefactor’ que sufragaba tal salón, retiró el apoyo financiero que prestaba. Se disgustó y le pasó la cuenta a su patria.

APLP lamenta que este señor sea considerado compatriota nuestro. Que comparta la condición de cubano con José Luís Boitel, con ‘Antúnez’ o con el Dr. Biscet, el médico de Lawton y héroe de Cuba. Pobre tipo…

Asistimos a un proceso de polarización acelerado que parte desde abajo, desde la más legítima entraña popular y cuestiona desde su causa a los amarres totalitarios que sostienen a la dictadura militar. APLP se enorgullece que la Prensa Independiente de Cuba se mantenga en funciones para informar al mundo y a Cuba, sobre los importantes acontecimientos que verán la luz en un futuro cada vez más cercano.

La inquietante y a la vez estimulante proliferación de recursos en manos de particulares, (computadoras, laptop, memorias flash, impresoras, teléfonos celulares, antenas satelitales, etc.) posibilita que corran de mano en mano, denuncias, documentos, noticias y otros elementos informativos, más allá de las intenciones de la censura oficial.

Se trata de un fenómeno nuevo, algo que simplemente sucede y que tratamos de comprender en su fabuloso carácter fortuito. Las denuncias de trabajadores de Cubalse, Acorec, etc., el último incidente con estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) más los trabajos de la revista digital Consenso, Generación Y, CubaNet y este humilde blog, entre otros, ganan las calles reproducidos por manos anónimas. APLP saluda esta nueva circunstancia con dos pulgares arriba.
El Equipo de Realización

POLITICA, El nuevo juego político, Laritza Diversent




El tema de la libertad de expresión en Cuba es uno de los más sensibles y debatidos internacionalmente. En los últimos tiempos, después de la enfermedad de Fidel Castro y la delegación de su poder absoluto, el gobierno cubano se ha mostrado receptivo a las duras críticas del pueblo.

La propia cúpula política ha promovido el debate. Ha incitado a la población a expresar abiertamente su desencanto. Los medios de comunicación discretamente evidencian las deficiencias del sistema, como si en este país jamás hubiese existido la censura.

Los dirigentes políticos, en una nueva faceta, reconocen, aunque genéricamente, los errores del pasado, el fracaso de muchas de sus medidas y la deficiente gestión administrativa gubernamental.

Estas repentinas muestras de honestidad me dejan realmente intrigada.

La prensa internacional se está haciendo eco de la nueva situación que se vive en Cuba. Ejemplo de ello es el reciente video que circula en Internet. Muestra a estudiantes universitarios cuestionando las antidemocráticas medidas del gobierno cubano.

Lo raro de estas imágenes no radica en las expresiones de inconformidad. Como ex universitaria afirmo que los estudiantes sí critican al régimen. Lo que sucede es que sus dudas nunca trascienden a niveles superiores. Un representante del Partido Comunista que atiende a cada brigada estudiantil justifica, con respuestas incoherentes y sin fundamento, lo injustificable.

Lo más extraño del asunto es que haya evidencia del descontento, con lo cuidadosas que son las autoridades políticas al respecto. Por décadas, el Estado se empeñó en mostrar al mundo una imagen de conformidad de los cubanos.

La prensa nacional, por su parte, no hizo ningún tipo de referencia de este encuentro. Supongo que no quieren actitudes o manifestaciones masivas como estas dentro de la población. El vídeo estaba dirigido directamente a la opinión pública mundial.

Bien pudiera ser el inicio de la formación de una nueva imagen: la de un gobierno más tolerante y democrático.

Podrían estar preparando el camino para las firmas futuras de los pactos civiles y políticos y el de los derechos económicos y sociales, respectivamente.

Sin embargo, creo firmemente que la circulación de este vídeo es parte del nuevo juego político cubano. La estrategia se viene desarrollando paulatinamente y tiene bien claros sus objetivos: marcar la diferencia de un gobierno antes y después de Fidel Castro.

En Cuba, ya se están viendo cambios. Con la búsqueda de consenso social, la nueva cúpula dirigente tiene el propósito de mantener su hegemonía política. Para alcanzarlo, debe probar que en el país hay derecho a expresarse libremente y que todos podemos ejercerlo.

Es un cambio de estrategia que asegura, y en cierta medida justifica, la permanencia en el poder de la elite comunista, aún después de fenecida la figura de Fidel Castro del panorama político cubano.
Arroyo Naranjo, 2008-02-15
laritzadiversent@yahoo.es
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

Represión versus la Ley, Félix Reyes Gutiérrez , Cubanacán Press





Durante el transcurso del año 2005 y dado el auge de la oposición pacífica en Cuba, el gobierno se enfrascó en frenar su empuje a todo lo largo y ancho del archipiélago cubano, para ello utilizó métodos represivos que iban en contra de sus propias leyes.

La Seguridad del Estado, la Policía Nacional Revolucionaria y otros órganos represivos, citaron disidentes, opositores y otros miembros de la Sociedad Civil a sus oficinas para amedrentarlos con interrogatorios, encarcelamientos y otros mecanismos de coacción.

Había que buscar una nueva vía, para aplastar a aquellos que pensaban diferente a los privilegiados de la cúpula gubernamental. Por esta razón, el estado cubano, acudió a los actos de repudio, como lo hizo en 1980 contra aquellos ciudadanos que abandonaron el país, por el puerto del Mariel, en busca de libertad.

Se produjeron manifestaciones de este tipo, contra decenas de oponentes. No escaparon líderes como Marta Beatriz Roque Cabello, presidenta de la Asamblea Para Promover la Sociedad Civil en Cuba (APPSSC) o Vladimiro Roca Antúnez, Coordinador del Movimiento “Todos Unidos”, entre otros.

El 13 de Agosto del citado año, a las seis de la mañana, se iniciaron los primeros movimientos de los aliados del régimen que intervendrían en la realización de uno de los actos de repudio contra Félix Reyes Gutiérrez, reportero de la agencia “Cubanacán Press” y militante del Partido Liberal de Cuba, residente en Ranchuelo, provincia de Villa Clara.

Gladys Olea Díaz, presidenta de la organización gubernamental, Comité de Defensa de la Revolución (CDR), acompañada de cinco cederistas, colocaron carteles en la parte frontal de los hogares aledaños a la vivienda del disidente que decían: “Viva Fidel”, “Viva la Revolución Cubana”,”Vivan los Cinco Héroes” y “Abajo los Derechos Humanos”, entre otros.

Otro quinteto de hombres armó una plataforma, de unos cinco metros cuadrados de área, frente a su hogar, desde donde se dirigió una actividad fascistoide contra el luchador por la democracia y los derechos del hombre. Mientras, un trío de represores se ocupó de montar un sistema de audio que incluyó tres bafles, cinco bocinas y varios altoparlantes.

Una hora más tarde arribaron a la señalada arteria, decenas de afiliados del Partido Comunista de Cuba (PCC), la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la Asamblea Municipal del Poder Popular, los CDR, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), de la localidad.

Igualmente llegaron al lugar cerca de treinta miembros de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), la Dirección Técnica de Investigaciones (DTI) y la Policía Política, quienes conducían motos marca Suzuki y autos patrulleros. Otros uniformados acudieron vestidos de civil, para evitar ser identificados, dentro de la masa de asistentes.

Cientos de trabajadores de la antigua fábrica de cigarrillos “Ramiro Lavandero Cruz”, antigua “Trinidad y Hermanos”, la empresa de calzado “Bienvenido Bermúdez”, la tabaquería “El Coloso” y obreros pertenecientes a los sectores de salud, cultura, educación, comercio y gastronomía, acudieron forzados por sus directivos, para no perder sus empleos.

Acto seguido y bajo la dirección de Wilfredo Hernández Pérez, Primer Secretario del PCC en la municipalidad y Teresa Martínez, presidenta del Parlamento Municipal, más de cuatrocientos participantes gritaron frases de “Abajo la Gusanera”, “Abajo los Terroristas”, “Abajo los Mercenarios”, acompañado de himnos y llamados hechos por la dictadura y salidos de bocinas ensordecedoras a elevadísimos decibeles.

La compacta masa de personas que abarcó cuadra y media de extensión también coreó a todo pulmón, “Traidores”, “Vende – Patrias” y palabras obscenas. Estas fueron escuchadas por los más pequeños entre los participantes; los integrantes de la organización de pioneros “José Martí”. A ellos les unieron estudiantes de las Escuelas Secundarias Básicas Urbanas (ESBU) del poblado.

El acto hostil que duro hasta las cuatro de la tarde, impidió a los familiares de Félix, entre los que se encontraban sus hijos de once y cinco años respectivamente, salir al exterior del domicilio para buscar alimentos, medicinas, u otra necesidad. Los aliados de los represores portando palos y piedras en sus manos estaban dispuestos a propinarles una paliza. Mucha era la ira que reflejaban en sus rostros.

En horas de la noche y llegada la calma, Reyes Gutiérrez, quien padece de hipertensión desde hace seis años, sus hijos y familiares, se vieron obligados a consumir fármacos debido a la descompensación de la presión arterial del primero y a fuertes dolores de cabeza de los restantes. Ocho horas duró la inhumana acción.

De acuerdo a lo plasmado en el Artículo 201, Inciso 1) del Código Penal Cubano, los ciudadanos que alteran el orden público son sancionados de tres meses a un año de privación de libertad. El gobierno a través de actos repudiables en las calles, reprime a quienes de forma pacífica se oponen al presidente Castro.
Villa Clara, 20/02/2008
Http://prolibertadprensa.blogspot.com/

Pablo Valiente y la crónica del malhumor, Juan González Febles



‘Pablo Valiente’ es el seudónimo que usa alguien con mucho malhumor. Se trata sin dudas de un alien-dinosaurio que anda a mil años luz de la realidad y de las mejores aspiraciones de los cubanos. Cuando se le lee desde las páginas de Granma, se está ante un discurso ríspido y arcaico a la vez. Se está ante alguien que no sabe sonreír y quiere impedir al resto que lo haga. Pobre tipo, pobre Pablo.

Con ese estilo tristemente conocido, Pablo escribió para el diario oficialista Juventud Rebelde, un trabajo que tituló: ‘El fantasma de la tontería “informa” sobre Cuba’. El mismo fue reproducido por el uni-periódico Granma, órgano del uni- Partido Comunista en su edición del lunes 11 de febrero.

Trabajos de este corte fueron en el pasado preludio de cosas terribles: Palabras a los intelectuales; Ofensiva revolucionaria; Proceso de rectificación; Causas 1 y Causa 2; Primavera Negra de 2003, etc. Cada uno de los procesos traumáticos sufridos en Cuba, desde 1959, han sido precedidos por artículos arcaicos y peor escritos en los anti-periódicos o en el anti-periódico nacional.

Por supuesto para entender la parrafada de nuestro fósil, conviene entresacar lo que nos ahorraría tanta bobería gratuita y nos lleve al meollo de la cuestión: Pablo va en contra del sentir y la opinión popular. Entonces comprendido lo primero vayamos a sus párrafos.

Primero una exhortación a jugar con la cadena y a no tocar al mono:
“…no me voy a detener en los aspectos socioculturales y la proyección psicosocial del cubano, harto discutidor, inconforme perenne, crítico burlón y humorista mordaz, aunque nunca suicida que se haya servido de esos recursos para negar su condición humana y política y mucho menos denigrar su (¿?) Proyecto de país y familia, como bien reconoce Abel Prieto, nuestro ministro de Cultura, en el lúcido ensayo (¡!) El oso Misha y el chiste político en el socialismo real”.

Pablo no está de acuerdo con el chiste político. No quiere que nadie ría sin permiso. Deja implícito la participación que los chistes políticos y las bromas contra el sistema y sus figurones, tuvieron en el desplome de aquel triste socialismo real. Pablo ya ve sus bardas arder y trata de ponerlas en remojo. Hay que parar la burla al sistema y los chistes que afectan desde a la primera, hasta la última de las figuras de ese elenco. Demasiado tarde Pablo.

Contrario a lo afirmado por el presidente en funciones, general Raúl Castro, Pablo dice en relación con las últimas exhortaciones a criticarlo todo y la amplia respuesta o catarsis resultante:
“Algunos dicen que se exhortaba pero que no había voluntad real de rectificar errores. Otros la emprenden contra los informadores y los medios de información. Terceros bendicen la llegada de la era digital a nuestro ámbito…”

Pablo lamenta las críticas a la gestión del Estado. Es como si rechazara la llegada de la era digital o de Internet para ser más precisos. Como si deplorara las críticas más o menos veladas pero ya generalizadas a los atentados incurridos por la dictadura militar contra la libertad de información. Más adelante y dando continuidad a este párrafo, Pablo diluye las responsabilidades de cada fracaso en un ‘nosotros’ ubicuo y falso por demás. Sigámosle…

“Todos somos testigos de cómo, en el funcionamiento de las estructuras políticas y económicas, más allá de su marco regulatorio y normativo, son ‘los seres humanos’ quienes con sus conductas, actitudes e intereses determinamos el rumbo de los acontecimientos y organizaciones”

¡Que forma de escamotear responsabilidad más burda! El único ser humano que ha tomado la decisión para emprender cada uno de los más insignes desastres, desde 1959 hasta la fecha es el Sr. Comandante Fidel Castro. Suyo sigue siendo el Reino, el Poder y la Gloria, pero también el fracaso, el hastío y la sangre, con grano de maíz incluido.

Cada pena de muerte firmada desde 1959 hasta la fecha, lo ha sido por Fidel Castro, quien es responsable de cada maltrato en cada cárcel de esta Isla.

Pero por si quedan dudas, vayamos al último párrafo del tedioso trabajo de ‘Pablo Valiente’:
“…Tal vez se enteren ahora que la bola de nieve comenzó a rodar hace tiempo, sólo que la hacemos visible en el momento oportuno, de la forma adecuada y en el lugar preciso. No olviden que quienes la echaron a rodar son conspiradores natos.”

Esto parece que ni pintado para esa ‘digna página de izquierda’, me refiero a kaosenlared y el resto de los ingenuos que creyeron de buena fe en tormentas palaciegas de e-mailes. Todas las caras de una dictadura son malas. Unas pueden ser peores que otras, pero a la larga, siempre son malas. Según Pablo, todos cayeron en una trampa. La trampa la preparó alguien a quien gusta usar ‘nosotros’ en sustitución de yo. A confesión de partes…

En relación con todo esto, les deseo lo mejor a kaosenlared y al resto de los artistas e intelectuales orgánicos del régimen, van a necesitarlo. Pronto conocerán al coronel Luís Mariano Lora, él es el flamante jefe del Departamento de Enfrentamiento a la Subversión Cultural, esperemos que asuman la represión de Lora con la misma dignidad con que la asumieron en su momento, mis colegas en la Prensa Independiente de Cuba. ¡Buena suerte!

Más allá de su mala leche y su malhumor, a Pablo le queda poco, el santo y seña de la palabra democracia está dada en Cuba. Todo es cuestión de tiempo más, tiempo menos.
Lawton, 12/02/2008
jgonzafeb@yahoo.com
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

SOCIEDAD, Centro de formación humanística oriental, Aleaga Pesant,





Reprimida duramente durante la primavera negra de 2003, las fuerzas democráticas de la oriental ciudad de Palma Soriano, se aprestan a la creación de nuevos espacios de trabajo y construcción con las organizaciones cívicas y de la sociedad civil.

Entre los héroes de esa ciudad se cuentan entre otros Jesús Mustafá Felipe, condenado a 25 años de prisión junto a otros demócratas e intelectuales durante el terrible marzo del 2003.

La condena a Jesús Mustafá y a otros miembros de la sociedad civil cumplirá prontamente cinco años. Este hecho no amilanó el deseo de trabajo de los líderes de la región que convocan a diferentes iniciativas públicas o hacen pintadas en las paredes de amplia repercusión en la ciudad.

Entre las iniciativas más importantes para este año 2008 esta la puesta en funcionamiento del Centro de Formación Humanista Oriental. Un proyecto dirigido a ofrecer un espacio de conocimiento sobre las humanidades. Su Coordinador General el periodista independiente y teólogo Virgilio Delat la O, define el proyecto como dirigido a la sociedad civil en general con interés en especial hacia la comunicación social (periodismo independiente), la doctrina social de la iglesia y el conocimiento de los documentos que refrendan los Derechos Humanos y Civiles.

En el equipo de trabajo del centro de formación, participan en primera instancia la teóloga Catalina Piña Martines. La Sra. Piña cuenta con amplia experiencia de trabajo con los sectores más necesitados de la población del territorio como catequista y promotora de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR). Piña Martínez actuó en otros momentos como miembro del Movimiento Cristiano Liberación. Fue además una importante promotora del Proyecto Varela en una Comunidad que llego a tener mas de 150 partidarios militantes de las fuerzas democráticas.

El otro miembro de la dirección del centro es el señor Robert Montero Tamayo, comerciante independiente y expreso político. Montero cumplió condena de 18 meses en febrero de 2003, en unión de Jesús Mustafá.

Montero fue además promotor del Proyecto Varela en la región. Considera que disminuyó de manera importante el trabajo del Movimiento Cristiano Liberación. A esto contribuye la ausencia de una dirección creativa y conectada con las bases al frente de esa organización.

El centro sesionara en la calle Céspedes 166 esquina a Avenida, en la ciudad de Palma Soriano en el oriente de la isla
La Habana, 20/02/2008
camkpublicidad@yahoo.es
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

De la productividad y otras urgencias, Luis Cino




A finales de diciembre del pasado año, la frase final del discurso del general Raúl Castro ante la Asamblea Nacional, sonó como la orden de un capataz a una cuadrilla remolona y díscola: ¡A trabajar!

Las exhortaciones del Número Dos y el reglamento de disciplina laboral que rige desde hace 10 meses no han conseguido mejorar la disciplina ni aumentar la productividad de los trabajadores cubanos.

Un monitoreo del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social efectuado en 1833 centros laborales de todo el país, indicó “sólo leves avances” en la disciplina y el aprovechamiento de la jornada laboral.

Según el estudio, cuyos resultados aparecieron a principios de febrero en el periódico Trabajadores, aún persisten serios incumplimientos del nuevo reglamento.

Por ejemplo, en octubre de 2007, un 53% de los empleados se ausentaron durante horas de sus puestos de trabajo para hacer compras, trámites burocráticos y resolver otros problemas personales. La modesta buena noticia para el Estado-patrón es que la mala costumbre disminuyó el 4%. En abril, cuando se puso en vigor el nuevo reglamento, el 57% de los empleados, autorizados o no por sus superiores, se iban en plena jornada laboral a ocuparse de sus asuntos.

El reglamento laboral castiga los robos, el ausentismo, la impuntualidad y el incumplimiento de la jornada con descuentos salariales, eliminación de primas, despidos y traslados.

Debido a las numerosas protestas de los trabajadores, las autoridades tuvieron que esperar 4 meses para aplicar el nuevo reglamento. Antes de ponerlo en práctica, se vieron obligados a crear condiciones mínimas en muchos centros de trabajo. Aún así, en la mayoría de los casos resultaron insuficientes para hacer verdaderamente efectivas las jornadas laborales.

Hace unos días, el periodista Luis Sexto en su columna Coloquiando (Juventud Rebelde, febrero 15) cuestionaba si es justa la insistencia de los informes oficiales en vincular los salarios y la productividad.



Según fuentes oficiales, entre los años 2000 y 2007, la productividad creció sólo 39,5%, mientras que el crecimiento del salario promedio fue de 71%.

“Traducido a un lenguaje más claro”, escribió Luis Sexto, “la observación puede significar que los trabajadores ganaron más, pero no trabajaron con la misma intensidad. Así más o menos. ¿El sentido común, la verdad científica acompaña a esas opiniones? ¿Son exactas? ¿Justas, como mínimo?”

¿Y es que acaso ya llegaron a Cuba el sentido común, la verdad y la justicia, colega Sexto?

La queja que más se escuchó en las recientes asambleas convocadas por Raúl Castro y el Partido Comunista fue que, pese a los modestos incrementos, los salarios son insuficientes para enfrentar el costo de la vida.

En el 2007, aumentó el precio de los alimentos en los mercados campesinos, las tiendas por divisas y hasta de algunos de los productos de la libreta de racionamiento. También aumentó el costo de la electricidad y el transporte.

El gobierno alega que no puede seguir elevando los salarios si estos no se hacen corresponder con una mayor productividad.

¿Para qué repetir el chiste de que el Estado hace que paga y el obrero finge que trabaja? Los cubanos laboran duro si tienen que hacerlo, sólo que parafraseando a Nicolás Guillén, los matan si no trabajan, y si trabajan los matan… ay ay, siempre los matan.

Contra la productividad, conspira no sólo lo insuficiente del salario. También conspiran las pésimas condiciones de los centros laborales, la agonía del transporte, la mala alimentación, los medios de trabajos insuficientes o inexistentes, la desorganización. Una cosa lleva a la otra. Es uno más de los círculos viciosos del socialismo cubano.

El columnista de Juventud Rebelde sugiere que más que formación económica para los trabajadores, “hace falta información y dirección de la economía segura de sus fines y congruente con sus posibilidades”.

Es bueno descubrir el agua tibia. Por algo se empieza, y no precisamente con reglamentos y castigos.

Como Luis Sexto, tampoco comparto la moraleja que quieren inferir los que insisten en vincular los tímidos aumentos salariales con la productividad que no crece. No puede crecer. En las condiciones actuales, no crecerá ni con la varita mágica de Mandrake.
Arroyo Naranjo, 2008-02-16
luicino2004@yahoo.com
http://prolibertadprensa.blogspot.com/

puede gastar su salario y más... si lo tiene, claro.


“Tuvimos que velarlo en la calle”, Guillermo Fariñas Hernández. Cubanacán Press.



Algo demasiado doloroso estaba ocurriendo. A los vecinos no les dejaban entrar al funeral en aquella casa cubana, ubicada en el reparto “La Chirusa” de la ciudad de Santa Clara. La dirección particular en donde todo aconteció, nadie en el barrio la podrá olvidar nunca. Fue en la calle Alemán # 562 entre las calles, Tomas Estrada Palma y Misionero.

Los desgarrados familiares se debatieron entre lágrimas. Sentían miedo y lamentaron no poder gritar contra el asesinato perpetrado en las horas de la madrugada de aquella oscura noche del mes de febrero del año 1976. Les destrozaba, aún más, estar en el velorio de un joven de solo 17 años. Este, había sido ametrallado, al querer salir de la unidad militar en donde era un simple soldado obligado.

Le llamaron “Pellejo”. Lo heredó de su progenitor, ya que ambos eran sumamente delgados, con marcadas y notorias arrugas en la cara, así como en los brazos. Marcas que cualquier médico bien graduado diagnosticaría con una única frase profesional y exacta: “Los pacientes tuvieron sufrimiento fetal al nacer”.
Pellejo hijo, se educó con su abuela materna, la vieja Ana. La anciana desde 1953 simpatizó con el asalto de Fidel Castro al cuartel “Guillermón Moncada”. Después ayudó dentro del frente católico del Movimiento “26 de Julio”. Cosió voluntariamente y a escondidas, brazaletes y uniformes para las guerrillas, además de comprar medicinas y alimentos para los combatientes.

En 1959 fue unas de las primeras ingenuas, que puso en la puerta de su humilde casa, los promocionados carteles de aquella época, que rezaban con inocencia: “Fidel, esta es tú casa”. Su ruptura con el barbudo gobernante se produjo al ser expulsado el clero extranjero, compuesto fundamentalmente de curas españoles. La isleña Doña Ana era muy cristiana.

No por gusto en la Escuela Primaria “Leoncio Vidal” situada en las esquinas que conforman las calles Ciclón y Tomas Estrada Palma y que fue conocida anteriormente como la Escuela de Arturo, la maestra Teresita “La Quemada”, pasó trabajo, para que Willians Viera el verdadero nombre de Pellejo, le repitiera el lema: “Pioneros por el comunismo, seremos como el Ché”.

La vida pasó como una ráfaga de viento de cuaresma y el niño se convirtió en un espigado jovencito. A los 16 años resultó requerido al Servicio Militar Obligatorio (SMO). Tras pasar una previa de 60 días en un polígono del norteño y costero municipio de Corralillo, lo destinaron a la Brigada de Tanques de “Quemado Hilario” al sur de Santa Clara.

Discurría aparentemente tranquilo el año 1976 en Cuba, pero miles de cubanos se encontraban matando y muriendo en una tierra lejana y ajena, de la República Popular de Angola. Los periódicos y las emisoras radiales y televisivas “Fidelistas”, trataban de convencer a los nacionales, de que la sangre derramada y las vidas truncadas no eran en vano. Para ello se aferraban al concepto marxista-leninista “Internacionalismo Proletario”.

El oficial jefe de la Sección Política de la brigada de tanques, pidió a los soldados que no desearan participar en la contienda bélica de Angola, que diesen un paso al frente. Por supuesto Pellejo estuvo dentro de los que no aceptaron viajar a matar. Los oficiales de la Contra Inteligencia Militar (CIM) fueron los que se encargaron de aislarlos, para preservar el secreto del traslado militar.

A las 48 horas los aislados se enteraron, por un oficial con grados de Teniente Coronel y de apellido Tamayo, de dos cosas, la primera era que no podrían salir de las instalaciones de la brigada de tanques, por un espacio de 45 días, porque era el tiempo en que quienes marcharon a guerrear estarían en plena disposición combativa en las lejanas tierras africanas.

La segunda de las cuestiones les fue mucho más sorprendente, pues los 257 reclutas que se negaron a marchar seguirían allí en la unidad, porque a partir de ese momento, se confinarían en un Batallón Disciplinario, una especie de cárcel militar, por no querer ir “voluntariamente” a aplicar el internacionalismo bélico cubano, a los hermanos africanos.

No obstante se les mantuvo la promesa de que tendrían pases reglamentarios como todos soldados. Por eso, a los dos meses de encierro en aquel infierno castrense Pellejo le pidió al Teniente Coronel Tamayo que le permitiera ir a su casa, porque tenía problemas familiares. Tamayo le contestó que a él no le importaban los cobardes, que no poseían coraje para ir a la guerra.

Ante tamaña ofensa Pellejo le informó, ante unos 25 reclutas, que él se iba aunque violara la ley militar. No dejarlos salir a visitar sus seres queridos, era sólo la venganza, debido a que ellos se negaron a pelear por los ideales comunistas. Acto seguido atravesó la barrera de la posta de guardia, en desafío a lo ordenado.

El Teniente Coronel Tamayo ordenó al recluta que cubría la posta de salida, que le disparara al desarmado Pellejo. El soldado se solidarizó con su compañero de armas y desgracias, por lo que optó por incumplir las ordenanzas. Fue entonces que Tamayo le arrancó el AKM-47 al soldado y de una ráfaga segó la vida de Pellejo que se alejaba sin miedo.

La familia hizo el mortuorio en la sala de la casa, la caja vino sellada con clavos, ni el padre, la madre, la hermana y mucho menos la abuela Ana pudieron verlo, aunque fuera por última vez, antes de ser enterrado. A los vecinos nos les fue permitido entrar al hogar de los Pellejos. La habitación donde estaba el féretro la ocupaban los oficiales de la Contra Inteligencia Militar, Ibrahím, Toledo y Carlos Valdés.

En “La Chirusa” cuando el programa televisivo “Mesa Redonda” trata sobre la guerra de los países democráticos y civilizados, encabezados por los Estados Unidos de América en Irak y Afganistán, los chiruceros más suspicaces dicen: “Esta bueno ya, a Pellejo, por su pacifismo, tuvimos que velarlo en la calle”.
Villa Clara, 20/02/2008
cocofari62@yahoo.es
http://prolibertadprensa.blogspot.com/