jueves, 3 de septiembre de 2009

WALT DISNEY, CHAVEZ Y LOS CASTRO I, Paulino Alfonso


Lawton, La Habana, 3 de septiembre de 2009, (SDP) Parece que el castrismo y el chavismo hicieron votos matrimoniales. Esta pasión tropical propia de Univisión, si no fuera por lo siniestro y ridículo de sus protagonistas, tendría garantizado más rating que el culebrón Destilando Amor. Por lo mismo, necesito espacio para explicarla. .Basta de preámbulo y pasemos al grano

El castrismo recibe del Gobierno chavista anualmente una ayudita de 8 billones USD, que superan los 3,5 billones anuales de los ex-hermanos soviéticos. ¿Cómo lo hace? Estos son los 4 cuentos del Anciano, al que hay que reconocerle un poder de embaucamiento similar al de Walt Disney.

Primer Cuento:
Con la firma del convenio del ALBA, en octubre de 2000, los Castro comenzaron a recibir un abastecimiento de petróleo que se incrementó exponencialmente de 53 mbd en el 2004, a 80 mbd en el 2006 y 90 mbd en el 2007, el equivalente al 80 % del consumo cubano, pagaderos la mitad a 90 días y el resto en 25 años con 2 años de gracia y a un interés del 1%. !!

Funciona así: 40% si el precio mundial supera los US$50, 50% si es de US$880 y 60% si llega a los US$100. Nada más parecido que los precios resbaladizos del difunto CAME.

Gracias al sindicato chavista, extraer un barril de petróleo en Venezuela, cuesta 11.45 USD (9.00 mas 2.45 por gastos de transporte, manipulación y almacenaje), que dejan una utilidad por barril de 65.22 USD. Para eso despidieron 18,000 trabajadores de PdVSA después de la huelga del 2002 y los reemplazaron con reclutas e ingenieros recién graduados.

El convenio permite a los Castro pagar el 50% de la factura petrolera con los servicios de médicos, maestros, entrenadores deportivos, otros no tan “deportivos “, el turismo de salud y las becas para estudiantes de medicina.

Para el castrismo había vuelto la Era Brezhnev, ellos son inmunes a las fluctuaciones petroleras. Pero esto empieza a preocupar a los más acérrimos chavistas al tener su gobierno que adoptar medidas de austeridad para enfrentar la crisis interna.

Veamos un ejemplo. En el 2008, Venezuela envió a los Castro 3.4 billones en crudo y otros productos y como el precio fue de 98,58USD, estos pagaron 49.29 en 90 días. Con los salarios de los colaboradores, financiaron los otros 49.29 a 25 años con el 1% de interes anual, y por si eso fuera poco vendieron el 40% de esa factura por 900 Millones de USD. Mejor ni en Las Vegas .

En mayo del 2009 se supo que el líder bolivariano aumentó sus envíos de petróleo y derivados a la isla a 115 mbd, en vez de los 93 mbd pactados, no para ayudar, sino para venderlos en CITGO (gasolineras de Chávez en los EE.UU). Obviamente, el viaje Cienfuegos –New Orleáns es más corto. Y como dijera el Benny: “Cienfuegos es la ciudad que más me gusta a mi.”

El dúo mágico Cabrisas–Murillo estrenó un bolero en Mayo del 2009 a la prensa extranjera ( of course), del que cito “ Venezuela mantiene la cuota de 93,3 mbd a Cuba y solo ha vendido 21,7 mbd a la empresa mixta que opera en Cienfuegos.”

Mentira. ¿Quien hace negocios con alguien que debe plata a Tutti , Urbi et Orbi y que está en moratoria de pagos desde 1986?

Esto tiene otra lectura. El eximio Teniente Coronel sabe muy bien que sus hermanísimos reducen el consumo nacional para ampliar sus exportaciones y pagar los abultados maletines a los satánicos capitalistas, ahora dirigidos por el afro americano Obama. Chávez no puede hacer nada, también es cliente de los mismos imperialistas. Los otros cuentos del Anciano los verán en la próxima crónica.
palest44@yahoo.com