jueves, 15 de mayo de 2008

Más luces que sombras, José Antonio Fornaris.




“Le cayó encima un 20 de mayo” Durante años esa frase fue utilizada por los cubanos de forma muy popular para signar un hecho o una situación que podía resultar para alguien de enorme trascendencia en la vida.

Y esto era sí, porque el 20 de mayo de 1902, en un momento de júbilo nacional indescriptible, Estados Unidos, tras su intervención militar en 1898, entregó a los cubanos, a través del primer Presidente electo, Tomás Estrada Palma, el gobierno del país.

Surgió en esa fecha Cuba como república independiente. Pero después de 1959, con la llegada de los guerrilleros al poder, devenidos en férreos militares marxistas, la efemérides fue estigmatizada.

Surgieron los calificativos de “República Mediatizada”, “Seudo República” y “Neo colonia yanqui”.

Todos los medios, propiedad del Estado, dan ese tratamiento al advenimiento de la República. Incluso, esa es la forma en que todos los educandos del país la reciben como parte de los programas de estudio.

Sin embargo, todos los documentos oficiales, incluida la Constitución comunista de 1976, utilizan el término “República de Cuba”; pero a su vez, somos la única República en el mundo que oficialmente no tiene Día de la República.

Eso no es serio, pero es lógico, porque el gobierno de La Habana, más que de problemas de ideología, de lo que padece hace mucho es de falta de seriedad. Porque ética, moral y ciudadanamente hablando, que seriedad puede existir en un gobierno de casi medio siglo.
Nada serio puede haber en un aparato estatal que se ocupe como cuestión primaria en mantener el poder, no en tratar de lograr, como es su obligación, el bienestar de los ciudadanos y la unidad de todos los nacionales.

Que seriedad puede haber en un régimen que nada ofrece, y que se empeña, por intereses políticos, en negar las luces del pasado. Porque el 20 de mayo tuvo muchas más luces que sombras.

¿Cómo es posible escatimarle el honor a todos los que hicieron los más grandes sacrificios para alcanzar ese día de gloria, y el momento de felicidad a todos los cubanos que vibraron de emoción hace 106 años cuando fue fundada la república?

Los mal intencionados, los desagradecidos, siempre hablaran de sombras; los agradecidos, los que desean el bien de muchos, valoran siempre las luces de aquel día inmenso en la historia de Cuba.
fornarisjo@yahoo.com
La Habana, Managua, mayo de 2008.


3 comentarios:

El Negro dijo...

Estimado Fornaris, no hay que ser agradecido, ni ingrato. Sólo hay que comparar los frutos, lo que trajo una y lo que trajo la otra. La República nos trajo bienes materiales y espirituales que todavía viven entre nosotros (escondidos a veces). La repúbliqueta comunista ha traído hambre, corrupción a niveles incalculables, miseria humana y la paz del camposanto. Estos hechos son constatables. Los insultos de los comunistas no dejan de ser producto de una inmensa capaña de medios que nos ha llevado a caer en el barranco. Yo grito, LIBERTAD para Cuba.

El Negro dijo...

A la bandera cubana que aparece en la fotografía:

Gallarda, hermosa, triunfal,
Tras de múltiples afrentas,
de la Patria representas,
El romántico ideal.
Cuando agitas tu sendal,
Sueño eterno de Martí,
Tal emoción siento en mí,
Que indago al celeste velo,
Si en ti se prolonga el cielo,
O si el cielo surge de ti.

Corazón contrito, pena en el alma, dolor inconmesurable, pérdida irreparable, lágrimas derramadas y no derramadas, tragedia de proporciones griegas, crimen abyecto: El asesinato de PEDRO LUIS BOITEL. Dios Todopoderoso te tenga en la Gloria sentado a su mano derecha. General de la dignidad, muerto en una cárcel comunista.

El Negro dijo...

Corrección:

Donde dice "sendal", léase "cendal".