jueves, 30 de julio de 2009

LA DIALECTICA CASTRISTA, Moisés Leonardo Rodríguez




Cabañas, Habana, 30 de julio de 2009, (SDP) La dialéctica es confundida en Cuba por los revolucionarios -que por la propia dialéctica no son tales sino su contrario- con la bravata intelectual aportada a los revolucionarios del mundo por los de la isla de que las cosas no son lo que son, sino lo que yo digo que son según me convenga.

En los inicios de la revolución cubana, que se había prometido democrática pero devino socialista totalitaria por decisión unilateral de su comandante en jefe, se forzó la moda de estudiar marxismo leninismo.

A este efecto se crearon las Escuelas de Instrucción Revolucionaria por todos los rincones del país. Sus programas incluyeron el estudio de la dialéctica que el marxismo tomó del filósofo alemán Hegel.

El choteo cubano ridiculizó la enseñanza vulgarizada y a conveniencia que se hacía de esta materia. Varios cuentos circularon de boca en boca sobre el tema.

Uno de ellos versaba sobre el encuentro de dos amigos durante el cual uno de ellos alardeó de lo mucho que había aprendido sobre el tema. Su interlocutor, que estaba al margen de la moda, preguntó al erudito “¿qué es la dialéctica?”

El interpelado, muy didáctico él, trató de hacerle comprender a través de un ejemplo práctico y para ello dirigió la pregunta a su amigo sobre que había sido primero, si la gallina o el huevo. Este le dijo que seguramente fue el huevo.

El didacta, insultado, le advirtió que eso no era correcto. “¿Quién puso el huevo en ese caso? Es increíble que no hayas pensado en eso. Tu pensamiento no es dialéctico. Piensa en ello y mañana seguiré mi explicación sobre la dialéctica.”

Al día siguiente nuestro educador repitió la pregunta al aprendiz que esta vez respondió “Seguramente fue la gallina.”. El maestro afirmó “Incorrecta de nuevo. ¿Cómo vas a pensar en que fue ella primero, entonces de dónde salió esa gallina?” Así se repitió por varios días la enseñanza sobre la teoría de las contradicciones.

Un buen día la paciencia del aprendiz llegó a su límite y gritó descontrolado “Entonces la dialéctica es una mierda”. El que enseñaba dijo inmediatamente y con énfasis. “Ahora si has comprendido lo que es la dialéctica”.

Ejemplos prácticos de aplicación de la concepción cubanizada de la dialéctica abundan en los últimos cincuenta años. La unidad y lucha de contrarios en un trueque continuo ha sido constante.

Así vemos como, dialécticamente, la tenencia del dólar redujo a muchos cubanos a la nada cotidiana en las cárceles castristas y sin embargo hoy les permite acceder a los cuartos de los hoteles cinco estrellas.


Debíamos llegar a ser el mayor exportador de azúcar y hoy la compramos para el consumo interno inclusive. Pollo, arroz, huevos y muchos alimentos que antes alcanzaban para cubrir al menos la demanda nacional, hoy son importados.

Ahora, cuando los gobernantes se han quedado sin dinero para comprar alimentos en EU y mantener su poder, se toma la decisión de entregar tierras en usufructo para sustituir importaciones y así disponer de más recursos los gobernantes.

Cuando en los noventa, la población de a pie se desmayaba en las calles, cuando miles contrajeron enfermedades carenciales como la neuropatía, cuando la talla y el peso medio de los niños disminuyó, a ninguno de los gobernantes se les ocurrió hacer esta entrega de tierras para satisfacer la necesidad de los de abajo. Genial aplicación diabólica de la dialéctica.

Decir lo que piensan, mantiene a cientos de cubanos tras las rejas mientras en asambleas oficialmente ordenadas se dice lo mismo que piensan los que están detrás de las rejas y sin que nadie tenga en cuenta lo dicho por estos audaces autorizados.

La prostitución, a las que iban las mujeres antes del triunfo de su revolución con bajos niveles académicos y presionadas por la necesidad, ahora ha sido dialécticamente superada, es decir, se repite el hecho histórico en un eslabón superior de la espiral del desarrollo.

Las putas de ahora son denominadas jineteras. Son las de mayor nivel educacional y las más sanas de todo el mundo y además una importante fuente de ingreso de moneda dura, no solo para sus chulos sino además para el Estado Patrón. Cosas y casos de la dialéctica castrista.
corrientemartiana2004@yahoo.com