jueves, 16 de julio de 2009

LA RESURRECCIÓN DE CAIGNET, Jorge Luis González Suárez



Santos Suárez, La Habana, 16 de julio de 2009, (SDP) Hablar de radionovelas y sus similares televisivas es recordar a su máximo exponente, Félix B Caignet. Durante la recién concluida Noche de los Libros se presentó nuevamente “El Más Humano de los Autores” del escritor y ensayista Reynaldo González (Ediciones Unión 2009), cuyo contenido fundamental es el análisis crítico-biográfico de esta figura.

Félix Benjamín Caignet Salomón nace el 31 de marzo de 1892 en San Luis, Oriente en la finca Burene, propiedad de su padre, hacendado de origen francés. Es su madre cubana mestiza y la familia está compuesta además por 9 hermanos.

La ruina de su progenitor durante la guerra independentista de 1895 obliga a su traslado para Santiago de Cuba, donde residirá hasta venir definitivo para la Capital.

Sus comienzos artísticos alternan entre la música, la promoción, y la actuación, junto a sus primeros escritos, que complementará después con la producción cinematográfica.

El primer gran éxito lo obtiene con sus composiciones musicales: Te Odio, Frutas del Caney, y El Ratoncito Miguel, entre otras antológicas canciones interpretadas por estrellas como Rita Montaner, el Trío Matamoros, Bing Crosby y el dúo Olga y Tony.

De forma paralela, aun siendo autodidacta en todo, comienza a escribir crónicas para el Diario de Cuba. Es una etapa de simultaneidad en que realiza su sección “Charlando con las Estrellas” con seudónimo de Alice Dudelzac y crea los personajes infantiles también llevados a la radio por su carácter ventrílocuo de Chelín, Bebita, y el enanito Coliflor, y es director además de la revista Aguilera.

Comienza sus trabajos en la planta de radio CMKC de Santiago de Cuba, aquí da su primer gran paso al realizar por vez primera el libreto seriado “Chan Li Po”, personaje de su invención con la novedad de introducir al narrador dentro de la trama. Fue interpretado por el actor Aníbal de Mar con éxito rotundo y su antológica frase “!pacieeencia, muuucha pacieeencia”! pudiera ser hoy slogan de todos los cubanos.

Se establece en La Habana en 1936. Al año siguiente, logra conquistar la gran urbe con su detective chino que produjo un inusual suceso. Durante el tiempo de trasmisión diaria, las calles quedan desiertas y los cines y estadios beisboleros interrumpen sus funciones para amplificar el serial. El fenómeno producido da origen a la edición del libro “El Monstruo en las Sombras” y a la realización de la película “La Serpiente Roja”, primer film sonoro rodado en Cuba.

Alterna sus trabajos con varias emisoras, entre ellas RHC Cadena Azul y CMQ, añadiendo más triunfos con las radionovelas El Precio de una Vida y Ángeles de la Calle. Pero quien lo eleva al nivel internacional es “El Derecho de Nacer”.

La obra cumbre de Caignet tuvo 314 capítulos. El primero salió al aire el 1 de abril de 1948. Ha sido radiada en numerosos países del mundo, tiene dos versiones fílmicas, su guión se ha publicado en numerosas ocasiones al igual que en fotonovelas con varias traducciones de la obra. En el 2006 se volvió a radiar en varias emisoras nacionales.

El libro de Reynaldo González no solamente analiza la vida pública del autor, sino también nos adentra en esa etapa, además de enjuiciar con objetividad la falta de valores literarios de estas obras melodramáticas cargadas de sentimentalismo lacrimógeno pero reconociendo el mensaje de valores morales y humanos a quienes iba destinada: la población más humilde.

Refiriéndose a los medios impulsores del género, señala al elemento publicitario comercial de las grandes industrias financiadoras de las mass media, cosa que el mismo Caignet reconoce necesario en su época.

Cabe destacar algunas reflexiones del escritor en la página 157 del libro: …a partir de 1959, las orientaciones culturales cubanas desprecian El Derecho de Nacer y cuanto representa su éxito, agrega…. “con la aspiración a una industria cultural diferente, emplazan –y fracasan –la producción de historias dramáticas pero proletarias, un híbrido de romanticismo meloso y realismo socialista. Es una escalada por varios flancos, en las artes y en las letras con similar derrota en todos porque contradice algo que sus promotores no toman en cuenta, la sentimentalidad popular donde Caignet es maestro…. Continúa:…. “ha establecido hitos que riñen con el doctrinarismo de los regidores, poco dotados como analistas sociales de la cultura de masas. Más que poner en práctica una política propia, que ya sería atendible, ejercen el poder a capricho, en predios cuya capacidad de resistencia desconocen….”

El libro viene acompañado de fotos sobre anuncios y actores de la época. Trae una larga entrevista al autor en vísperas de su fallecimiento, el 25 de marzo de 1976, a los 84 años de edad, una cronología y múltiples recuadros y textos anexos. Es una obra excepcional en nuestra bibliografía que se agradece por sus intenciones e información.
primaveradigital@gmail.com


(cartel de cine)