jueves, 30 de julio de 2009

RETORNA METODO EDUCACIONAL. Amarilis C. Rey


Managua, La Habana, julio 30 de 2009. (SDP). Este curso escolar 2008-2009 terminó con una nueva expectativa. Los centros educacionales en el campo tienden a desaparecer. Solo continuarán hasta graduar de 12 grado las matrículas de los dos cursos anteriores. Los nuevos ingresos retornarán a los viejos métodos que había hace más de treinta años, cuando los institutos preuniversitarios externos funcionaban dentro de la ciudad.

La Ministra de Educación informó por los medios que solamente en la Ciudad de La Habana se van a habilitar quince de estos centros educacionales, contando también con las instalaciones de los institutos que existían antes del 1ro de enero de 1959.

Padres de los alumnos que terminaron este curso sus estudios secundarios han participado en reuniones con profesores y funcionarios del Ministerio de Educación, para escuchar los detalles de este nuevo y a la vez viejo programa educativo.

En uno de estos encuentros, celebrado en el municipio Arroyo Naranjo, en la Ciudad de la Habana, la preocupación mayor fue enfocada en el transporte. Hay alumnos que viven en sitios distantes de los colegios. “¿Cómo van a llegar a sus clases y como van a regresar, desde lugares donde el servicio de ómnibus es fantasma?”, preguntó un padre.

Ante la información de que se abrirán cafeterías en los perímetros de los institutos para vender meriendas, hubo alarma que desató comentarios desfavorables.

Ivis, la abuela de uno de los alumnos, expresó: “Eso todo empieza muy bien, pero después en la cafetería no hay nada o lo que hay no se puede comer por la mala calidad. Y luego la otra cuestión es que todos los padres no tienen para darle a sus hijos el dinero que necesitan para pagar el pasaje y la merienda”. Y acotó: “Ahora van a tener una sola sesión, llegarán a sus casas muertos de hambre, si no pueden comer una buena merienda, y por otro lado en la casa tampoco estamos muy abundantes, entonces lo que se nos viene encima es tremendo.”

Según otro padre, algo con lo que todos estuvieron de acuerdo es en retomar el sistema en que cada maestro se especializa en un tema. “Nos explicaron que el maestro integral también desaparece, que volvemos a ver un profesor por cada asignatura, eso es muy bueno”, comentó.

Caridad tiene 65 años. Estudió magisterio y lo ejerció durante más de tres décadas. Hace varios años que esta jubilada pero acudió al llamado que el pasado año hiciera el Ministerio de Educación debido a la falta de maestros. Sobre los nuevos cambios opina:
“Los jóvenes y los adolescente deben estar siempre con su familia. Trasladarlos, como se estaba haciendo, a estudiar lejos de su casa, les cambia los hábitos y las formas de vida.”

Hace más de 30 años, cuando se crearon los institutos preuniversitarios en el campo, autoridades de la iglesia católica apuntaron su desacuerdo con el hecho de que los alumnos estuvieran a muchos kilómetros del seno familiar.

Sin embargo más de tres décadas después de crear múltiples planteles educacionales, todo parece indicar que el gobierno no puede continuar con el proyecto.

“Nos dijeron en la reunión que en este momento el gobierno no tenía condiciones para mantener todas esas escuelas en el campo”, comentó el padre de un alumno, y agregó: “Y muchos pensaron, aunque pocos lo exteriorizaron, si el estado no tiene, que vamos a tener nosotros.”

Por su parte, al parecer, la gran mayoría de los estudiantes que entrarán en la reforma parecen estar contentos. Quizás todo sea un problema de reajuste y de buscar en como era antes para no errar en el futuro.
amarilisrey@yahoo.com