jueves, 23 de julio de 2009

UNA MALLA DESDE ROTTERDAM HASTA BARCELONA, Odelin Alfonso


Arroyo Naranjo, La Habana, julio 23 de 2009, (SDP). Hace apenas diez días que la selección cubana de béisbol se coronó por octava vez campeona del Torneo Mundial de Puertos, en la ciudad holandesa de Rotterdam. Aunque la calidad de los jugadores y del espectáculo en general en la XII edición del torneo, quedó por debajo de lo exhibido en el 2008, Cuba con un equipo balanceado (experimentados y de nueva lid), logró sacar ocho victorias y un solo revés.

También supimos a través de los medios de información “enemigos”, que el súper veloz lanzador cubano Aroldis Chapman burló la custodia en Holanda y se pasó al otro bando, otro más que acariciará las bondades del béisbol rentado.

Este año estuvo ausente la novena norteamericana, equipo que con un elenco de universitarios, apabulló en dos ocasiones a Cuba en la edición número XI.

Después de esta prueba de fogueo en la ciudad portuaria de Rotterdam, los antillanos se preparan para la XXXVIII Copa Mundial que tendrá como sede varias ciudades de Europa.

La prensa nacional dio a conocer las alineaciones de los equipos Cuba (A y B) que se prepararán para la Copa del Mundo. En conformidad con esto, anunció que el estelar serpentinero de Pinar del Río, Yuniesky Maya Mendizula, no alineará en el equipo por problemas de indisciplina.

Es sabido que el uso del término “indisciplina”, que es igual a deserción o “traición a la patria”, es lo que se emplea hoy cuando un jugador amateur decide tomar la ruta del profesionalismo.

Maya fue sorprendido cuando intentaba salir ilegal del país con su hijo menor de edad y sin el consentimiento de la madre, por uno de los puntos costeros de la geografía pinareña. En Cuba la salida ilegal no es condenada, pero cuando se trata de sujetos que intentan la travesía en compañía de menores, se les viene encima el peso de la ley.

Yuniesky Maya, junto al holguinero Aroldis Chapman, lideraron los ponches en la pasada Serie Nacional (XXXLVIII) con 119 y 130, respectivamente. Maya, además de participar en las dos ediciones del Clásico Mundial de Béisbol, también fue el máximo ganador con 13 victorias y un promedio de carreras limpias de 2.22 en el recién finalizado campeonato nacional.

En la primera vuelta de la Copa del Mundo, Cuba jugará en Barcelona, España. Tendrá cómo rivales en el Grupo B a Sudáfrica, España y Puerto Rico, éste último con una nómina de profesionales de tercera línea que serán dirigidos por Eduardo Pérez, ex jugador de Las Grandes Ligas. El resto de los equipos, que junto a los antillanos completan un total de 22 naciones, record de participación para la copa, jugarán en cinco ciudades sede.

Repiten (porque de seguro estarán en la lista de jugadores para la cita mundialista del próximo 9 de septiembre) los ya consagrados, habituales, confiables e “insobornables”, Yulieski Gurriel, Michel Enríquez, Alfredo Despaigne, Frederich Cepeda, Leonys Martín, Eriel Sánchez y Giorvis Duvergel.

El equipo Cuba se quedó sin dos de sus mejores pitcher. Ahora entrena con sus alineaciones A y B hasta el corte final, que se estima quede con 28 peloteros.

La malla desde Rotterdam hasta Barcelona se tiró para controlar a los “indisciplinados”. ¿Quien duda que esta pueda tener otros orificios con las dimensiones apropiadas para que escape otro pez grande?
odelinalfonso@yahoo.com