jueves, 23 de julio de 2009

TRATO INHUMANO A RECLUSO, Pedro Arguelles Morán





Prisión Provincial Canaletas, Ciego de Ávila, julio 23 de 2009, (SDP) A principios de mes de julio, el recluso Práxedes Pérez Aquino fue víctima de una golpiza a manos y pies propinada por militares en la Prisión Provincial Canaletas en Ciego de Ávila. Pérez Aquino de 49 años de edad y que residía antes de ingresar en prisión en la capital provincial avileña, fue golpeado mientras estaba esposado por los sub oficiales del Ministerio del Interior, Gamboa jefe de Orden Interior y ‘Pototo’ jefe de pelotón de Orden Interior en el penal avileño.

Pérez Aquino permaneció durante tres días sin atención médica. Luego fue conducido al Hospital Psiquiátrico de la provincia, porque los militares plantearon que fingía demencia. Desde el Hospital Psiquiátrico, le remiten al Cuerpo de Guardia del Hospital Provincial Clínico Quirúrgico ‘Antonio Luaces Iraola’. Allí le practican exámenes clínicos y es sometido de urgencia, a una intervención quirúrgica para extirparle el bazo. Permanece durante quince días entre las salas de terapia intensiva e intermedia y cerca de una semana en la sala de penados de dicho hospital.

Aquino sufrió además la fractura de tres costillas producto de la golpiza que le propinaron. El hecho constituye una muestra de tratos crueles inhumanos y degradantes, tipificado así por la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El hecho constituye una violación flagrante del artículo 58 de la constitución vigente y el artículo 30 del Código Penal establecido y confirmado.

En la actualidad, Práxedes Pérez Aquino permanece confinado en la Galera 20 del destacamento 1 de la Prisión Provincial Canaletas. Los militares abusadores, Gamboa y Pototo se mantienen en sus cargos.
primaveradigital@gmail.com