jueves, 30 de julio de 2009

¿POR QUÉ LUCHAMOS? José Antonio Fornaris.


Managua, La Habana. 30 de julio de 2009, (SDP) A dos años del general Raúl Castro haber anunciado su deseo de que todos los cubanos tuvieran la posibilidad de beber un vaso de leche al día, se ha logrado sólo un incremento de cien mil litros de ese alimento al año. Lo del vaso de leche percápita por día parece ser una blanca quimera.

Lo significativo es que hace cincuenta años, cuando los Castro y sus seguidores tomaron el poder, había leche hasta para bañarse y a un precio que cualquier ciudadano podía adquirir.

El 8 de junio, el Estado anunció a través de todos sus medios de comunicación masiva, que se había logrado un record nacional en la cosecha de cebolla. 43 mil toneladas del bulbo fue la cifra informada.

Desde hace cerca de un mes es casi imposible encontrar cebollas. No la oferta oficial, ni siquiera el eficiente y amplio mercado subterráneo.

El general dijo este 26 de julio, en el acto central por el aniversario 56 del asalto al Cuartel Moncada, que la cuestión no era gritar las consignas “Patria o Muerte” y “Abajo el imperialismo” y hablar del bloqueo (embargo estadounidense), sino poner a producir la tierra y obtener alimentos.

Se quejó de lo absurdo que resulta gastar cada año cientos o miles de millones de dólares en comprar alimentos en el exterior mientras gran parte de las tierras labrantías están ociosas.

Decenios hace, sobre todo después del fallecimiento del campo socialista, que muchas personas de diferentes tendencias políticas, dentro y fuera de la isla, señalan esas mismas y evidentes fallas económicas y de sentido común.

En Cuba hay dos millones de hectáreas infestadas de marabú, es lo que aseguran fuentes oficiosas. Eso representa el 18% por ciento de todo el territorio nacional. Es casi tres veces la extensión de la provincia Holguín, lugar seleccionado para celebrar el llamado “Día de la Rebeldía Nacional”, 26 de julio.

En el acto, calificado por los medios como “velada político-cultural”, Raúl Castro no hizo mención del Séptimo Congreso del Partido Comunista – único permitido en la isla-que él mismo informó hace varios meses se realizaría en el último trimestre de 2009, ni de la situación en Honduras, a la que el Primer Secretario de su partido, su hermano Fidel, junto a su principal aliado en la región, Hugo Chávez, le ha prestado especial atención

El gobernante subrayó en su discurso que a Cuba lo único que le sobran son problemas. Pero no dio pistas sobre los responsables de esa especie de desastre nacional.

Dos días antes de la efemérides, un ex combatiente del Movimiento 26 de Julio, de origen campesino, me comentaba en privado que el país estaba totalmente hundido. Y se preguntaba: ¿Para qué luchamos? Y de forma inmediata se respondía: “Para perderlo todo”.
fornarisjo@yahoo.com