jueves, 13 de agosto de 2009

NO TODO LO BUENO ES LO MEJOR, Pr. Manuel Morejón Soler



La Habana, agosto 13 de 2009 (SDP) Dice el Génesis: “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer y que era agradable a los ojos y codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella”.

Los cristianos sabemos obedecer, pero lo mejor es “obedecer a Dios antes que a los hombres”.

Dijo Martín Lutero al emperador Carlos V: “la Palabra de Dios está por encima de todas las cosas y es preciso que sea libre para todos…En las cosas eternas, Dios no permite que un hombre sea sometido a otro hombre”.

El imperio de la ley termina donde comienza el imperio de la conciencia. En este sagrado altar, sólo Dios y el hombre tienen derecho a penetrar.

La filosofía marxista tiene su fundamento en todo lo bueno que humanamente pueda hacer el hombre.

La teoría sobre la falsedad del determinismo geográfico expresa que “la naturaleza influye en el medio, pero el hombre determina sobre esta”. Así le da al hombre el atributo que sólo Dios tiene de “Todopoderoso”.

¿Qué dice el Señor de todo esto?

“Jehová con sabiduría fundó la tierra y afirmó los cielos con inteligencia. Con su ciencia, los abismos fueron divididos y destilan rocío los cielos. Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la ley y el consejo y serán vida a tu alma, y gracia a tu cuello. Entonces andarás por tu camino confiadamente y tu pie no tropezará”.

Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión, pero Jehová pesa los espíritus. Encomienda a Jehová tus obras y tus pensamientos serán afirmados.

Hay caminos que parecen derechos al hombre, pero su fin es camino de muerte.

Pasajes bíblicos relacionados: Proverbios 3.19-35, 16:5, 25.
imorejon@yahoo.es