jueves, 13 de agosto de 2009

TORTURAS HABANERAS Y CRITERIOS FASCISTAS, Ángel Moya Acosta



Prisión Combinado del Este, La Habana, 13 de agosto de 2009, (SDP) Al informe que el régimen cubano presentó al Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos, los países miembros le hicieron 89 recomendaciones. En la parte que aborda el sistema carcelario, está escrito y cito: “La violencia y el maltrato, tanto físico como espiritual, están totalmente prohibidos y constituyen un delito previsto en la Ley”.

Los carceleros de la Prisión Combinado del Este en La Habana han puesto en práctica continua y generalizada una vieja forma de tortura y de trato cruel e inhumano, conocida como ‘la guagua’, o ‘guagüita’. El método consiste en esposar los presos a las rejas varias horas en las noches y en no pocas ocasiones desnudos, en el área de castigo. Las esposas son colocadas bien apretadas para aumentar el dolor físico y el sufrimiento de sus víctimas.

En otro orden de cosas, hemos escuchado que Miguel Díaz Canel, ministro de Educación Superior y persona que no decide nada en Cuba, expresó: “A partir del incremento de las actividades subversivas del enemigo, el criterio de que la universidad es para los revolucionarios, será patentizado”.

Hasta donde conozco, ningún gobierno en Cuba antes de 1959, impuso condicionamientos políticos para estudiar en la universidad. Por tanto, la afirmación de que ‘la universidad es para los revolucionarios’, es una afirmación fascista. Se equivoca el Sr. Díaz Canel y los que le obligaron a decir tal contrasentido. La universidad en Cuba debe ser para los estudiantes que con su talento, esfuerzo y sacrificio obtienen resultados académicos satisfactorios.
primaveradigital@gmail.com