jueves, 6 de agosto de 2009

LUCIO SERGIO VS RAUL MODESTO, Paulino Alfonso


Lawton, La Habana, 6 de agosto de 2009 (SDP) Tranquilos, que no me voy a dedicar al periodismo deportivo. En realidad voy a hablar de historia.

Lucio Sergio Catilina, fue un político romano sucesor de Lucio Sila, cuestor en 646 ane. Fue además, pretor a los 35 y gobernador de la provincia de África (actuales Libia, y Túnez) a los 40 años. Acusado falsamente de mala conducta, no pudo postularse para cónsul. Absuelto, volvió a presentarse contra Marco Tulio Cicerón por el consulado.

Al nunca poderlo vencer, estorbaba a Cicerón continuamente, desde el foro mediante virulentas arengas y discursos. Que quedaron en la historia de la oratoria como Catilinarias. En Cuba, le llamamos “mas de lo mismo”.

Raúl Modesto Castro Ruz, fue durante 48 años un exitoso Ministro de Defensa, todos lo sabemos. Sólo gracias a la frágil salud de su hermano mayor, verdadero Faraón, Rey, Líder, Excelencia, etc., fue elevado a Presidente–General por el parlamento castrista.

Contrario a Lucio Sergio, no tuvo que postularse ni “luchar” un puesto en el “parlamento”. El suyo estaba ahí seguro, sin problemas. Si, también fue acusado falsamente junto con un subordinado difunto ya, por delitos que no se pudieron probar. Pero que mentes aviesas mantienen y sostienen Urbi et Orbi.

Tampoco hace uso de la palabra, como Fidel Castro. Pero últimamente, a pesar de tener la precaución de redactar y leer sus discursos, creo que el fantasma de Pérez Roque, ronda como Puck (pícaro geniecillo vindicativo de Sueño de una noche de verano de W.Shakespeare) para entrampar al General en algún que otro dislate. Como esos que le obligaba recitar el Anciano en foros internacionales y que tanto ayudaron al porrazo final.

Ahora fue el propio Raúl Modesto, quien el pasado 26/7, frente a los deslumbrados ojos (por el Sol) de unos disciplinados militares y militantes, confunde el mar con la playa, como lo hiciera el cuasi atomizado Pérez Roque en múltiples ocasiones.

Al igual que este, arremete contra el maltratado PIB cubano y refiere: “No olviden como en su oportunidad informamos en nuestro parlamento, que los destrozos, sin que quiera decir que estén perfectamente compatibilizados o contabilizados, alcanzaron la cifra de alrededor de 10,000 millones de dólares, el equivalente al 20% del Producto Interno Bruto.”

Entusiasmado quizás, por la performance de Harry Potter, aumentó 4,0 billones de USD a los daños del Huracán Ike, que ya comienza a parecerse a las series de Indiana Jones.

Para que eso sea real, sería necesario que CUBA tuviera un desempeño económico igual a la Confederación Helvética (Suiza). Que, entre bancos, esquís, quesos, chocolate, turismo Jet Set y relojes, ocupa el 7mo lugar entre los 25 países más prósperos del mundo, en los que por cierto no aparece el nuestro.

¿Quieren verificarlo?, busquen la edición digital del ABC del 24/3/08 y vea la Pág. 18.

Al inicio de su breve intervención, (cosa que todos agradecemos) el presidente, de forma muy considerada preguntaba: ¿Por qué los holguineros tienen que soportar el sol de frente? Muy sencillo, para que los francotiradores, vean mejor a los posibles asesinos y estos a su vez, se deslumbren. ¿No lo creen? Pregunten a Cano Blanco, antiguo secretario del PCC provincial.

Para terminar, a Lucio Sergio Catilina, lo callaron con esta sentencia literaria: “Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?” (¿Por cuánto tiempo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia?”)

Para tocar asuntos relacionados con economía, el presidente debía hacerse un favor, hablar con Cabrisas, interrumpir el bucólico retiro del Mago Soberón y oírlos a ambos. Son muy competentes, él lo sabe.
palest44@yahoo.com